Nadadora checa cruza el Canal de La Mancha en 12 horas

15-08-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

Antes de que Checoslovaquia se dividiera también lo había conseguido Ludmila Jelínková, en 1988.

"Hurra, hurra, hurra," se desgañitaba ayer, en el Cabo Griz Nez, en el litoral francés, la hermana de Dana Zborilová, mientras que la nadadora, exhausta, recibía múltiples felicitaciones. Michal Sterba, entrenador de Dana Zborilová, comentó la hazaña de esta chica de la ciudad morava de Prostejov:"Le tenía tanta confianza como ella confiaba en sus fuerzas, y por eso ganó sobre el Canal de La Mancha".

Dana Zborilová, que había iniciado su travesía del Canal en Dover, en el litoral británico, a las 6 horas y 41 minutos de la mañana, llegó a su meta en el Cabo Griz Nez, en la costa francesa, al cabo de 11 horas y 56 minutos. "Fue estupendo que saliera el sol porque la temperatura del agua oscilaba entre los 10 y los 17 grados, y el frío no le sentaba bien a la nadadora. Cuando el sol empezó a calentarle la espalda, Dana pudo mantener el ritmo regular de 72 brazadas por minuto," comentó su entrenador.

El Canal de La Mancha, brazo de mar que separa Inglaterra de Francia, tiene 33 kilómetros de ancho, pero los nadadores tienen que superar una distancia mucho mayor porque son arrastrados y alejados de su meta por las fuertes corrientes. Hace 30 años superó el Canal de La Mancha el primer checoslovaco, Frantisek Venclovský, quien, arastrado por las corrientes, necesitó para atravesar el Canal 15 horas y media, nadanto un total de 56 kilómetros. Dana Zborilová tuvo ayer más suerte al cruzar el Canal en 12 horas.

15-08-2001