Nace el premio Václav Havel de derechos humanos

26-03-2013

El fallecido ex presidente checo Václav Havel, que fue disidente durante el régimen comunista, dará nombre a un nuevo premio internacional a la defensa de los derechos humanos. Lo otorgará el Consejo de Europa en colaboración con la fundación Carta 77 y la Biblioteca Václav Havel.

 Václav Havel, foto: Filip Jandourek / ČRo Václav Havel, foto: Filip Jandourek / ČRo Václav Havel fue durante los años setenta y ochenta uno de los máximos exponentes de la disidencia checoslovaca. Esta proyección internacional se vio multiplicada a partir de 1989, cuando cayó el comunismo y Havel alcanzó la presidencia del país. Fue sin duda uno de los símbolos más reconocidos en todo el mundo, tanto de la nueva Checoslovaquia democrática, como de la defensa de los derechos humanos y la lucha contra los regímenes totalitarios.

Ahora, más de un año después de su muerte, el prestigio internacional de su nombre servirá para honrar un nuevo premio internacional a la defensa de los derechos humanos. El premio Václav Havel sustituirá al galardón otorgado desde 2007 por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa y en su organización participarán la Biblioteca Václav Havel y la Fundación Carta 77.

Ambas organizaciones surgieron el año pasado, poco después de la muerte de Havel, y aunque coincidían en la necesidad de crear un premio con el nombre del ex presidente, no se ponían de acuerdo en quién debería organizarlo. La solución ha venido por parte del Consejo de Europa, una institución que agrupa a 47 países europeos y que ya contaba con su propio premio de derechos humanos, aunque poco conocido.

A pesar de su origen europeo, el nuevo premio deberá ser lo más internacional posible, según comentó Marta Smolíková, de la Biblioteca Václav Havel

“Las nominaciones podrán venir de cualquier parte del mundo y se presentadas por cada una de las instituciones que participamos”.

 Marta Smolíková, foto: Šárka Ševčíková / ČRo Marta Smolíková, foto: Šárka Ševčíková / ČRo El premio tendrá una dotación de 60.000 euros, 10.000 más que el premio Sajarov de derechos humanos que entrega el Parlamento Europeo, y de hecho rivalizará con este en importancia.

De esta cantidad, la mitad será provista por el Consejo de Europa y la otra, indirectamente, por el Estado checo, ya que es este el que financia a la Biblioteca Václav Havel y a la fundación Carta 77.

Al acto de presentación del premio acudió también el ministro de Relaciones Exteriores checo, Karel Schwarzenberg, antiguo disidente y viejo amigo de Havel. En su opinión no faltarán candidatos para el premio.

“Tal como están las cosas en el mundo creo que no carecemos de luchadores en pro de los derechos humanos”.

Las reglas del premio serán aprobadas en abril por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, y en agosto un jurado formado por el presidente de dicha cámara y otros seis miembros elegirá en Praga a los tres finalistas de entre las candidaturas presentadas.

El ganador de la primera edición será elegido el 29 de septiembre en Estrasburgo, y la ceremonia de entrega se celebrará al día siguiente, coincidiendo con el inicio de la sesión de otoño de la Asamblea.

26-03-2013