Museos checos expondrán objetos vinculados con la Revolución de Terciopelo de 1989

13-11-2013

El Museo Nacional puso en marcha una recolecta de objetos vinculados con el año 1989 y con la Revolución de Terciopelo que acabó con el régimen comunista en Checoslovaquia. El proyecto busca eliminar lagunas sobre lo ocurrido entonces y hacer públicos documentos, fotografías y relatos de los protagonistas de aquellos días históricos.

Noviembre de 1989, foto: ČT24Noviembre de 1989, foto: ČT24 Un total de cinco museos de la República Checa se sumaron al proyecto Europeana 1989 que se ha planteado la tarea de monitorear, por medio de objetos y relatos de los ciudadanos, el fin del comunismo en el Viejo Continente. La idea es reunir artefactos de la época que ofrezcan un testimonio de lo ocurrido.

Los historiadores han llamado a la población para que reúna en centros especiales de recolección objetos de aquellos días como, por ejemplo, pancartas, banderas, fotografías, textos, volantes, folletos, etc., según explicó Pavel Douša del Museo Nacional.

Pavel Douša, foto: Jan ProfousPavel Douša, foto: Jan Profous“No pretendemos dejarnos los objetos que la gente nos traiga, porque se trata de cosas de gran valor sentimental. Lo que queremos es fotografiar y digitalizar cada artefacto, conocer las historias que les envuelven y facilitar su acceso al mayor número posible de personas”.

Al proyecto Europeana 1989 se sumaron por el momento Chequia, Rumania, Polonia y los países Bálticos, pero se cuenta que se unan también otros países que se encontraban al otro lado de la Cortina de Hierro.

Los historiadores insisten en que les interesa todo lo que les lleven, ya sean juguetes, herramientas, productos electrodomésticos, pero sobre todo las historias y relatos de cómo vivieron los ciudadanos de a pie la Revolución de Terciopelo de 1989.

Foto: Museo NacionalFoto: Museo Nacional Tomando en cuenta que se trató de un acontecimiento de envergadura nacional se esperan con gran interés los testimonios de los habitantes del interior del país, de cómo llegaron las informaciones sobre la derrota del comunismo a las aldeas y zonas más alejadas, de cómo se crearon los grupos del Foro Cívico, el primer movimiento opositor oficial en las diferentes regiones de Checoslovaquia en plena agonía comunista.

El proyecto no se centrará únicamente en 1989, sino que tomará en cuenta el proceso de cambios iniciado en 1990. El Museo Nacional iniciará su recolecta el próximo domingo 17 de noviembre mientras que el museo de la ciudad de Olomouc y el de la región de Silesia anunciaron que lo harán antes de finales de este mes.

13-11-2013