Museo Técnico Nacional abre sus puertas, después de cuatro años

16-02-2011

Durante 1.621 días permaneció cerrado por reconstrucción, para reabrir sus puertas al público este miércoles. Más atractivo que nunca, el Museo Técnico de Praga ofrece a los visitantes cinco exposiciones permanentes y dos temporales.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová Un astrolabio gótico, una imprenta del siglo XVII, la primera motocicleta fabricada en territorio checo. En más de 5.500 metros cuadrados, el Museo Técnico Nacional reúne los inventos tecnológicos más importantes utilizados en el país.

Entre los principales atractivos del Museo está la gigantesca sala dedicada a la historia del transporte. Los visitantes pueden admirar allí una locomotora de vapor, el automóvil NW Präsident, fabricado en el país en 1898 y el avión JK Blériot, utilizado por el famoso piloto checo Jan Kašpar, por ejemplo. La mayoría de los vehículos se habían expuesto antes de la reconstrucción, pero hay algunos nuevos, según destaca el director de este departamento, Petr Kožíšek.

Foto: Martina BíláFoto: Martina Bílá “Tenemos aquí algunos automóviles nuevos, por ejemplo Benz 16/40, utilizado por la familia aristocrática de los Schwarzenberg o el coche Z5, utilizado por el general Alois Eliáš, primer ministro de Checoslovaquia, ejecutado por los nazis”, recalca Kožíšek.

Los proyectos arquitectónicos más interesantes, realizados en territorio checo entre los años 1860 y 1989, así como detalles de la vida de sus autores, se pueden conocer en la exposición de arquitectura, construcción y diseño. Su director, Martin Ebel, aporta más información.

Foto: Kateřina Uksová, Museo Técnico NacionalFoto: Kateřina Uksová, Museo Técnico Nacional “En el departamento de la arquitectura encontrarán los trabajos de arquitectos checos como Josef Zídek, Josef Šulc, Jan Kotěra y otros. En la sección de la construcción pueden seguir el desarrollo de nuevos materiales, como el hierro fundido, por ejemplo. En cuanto al diseño, nos hemos limitado a la historia de diseño de lámparas”, sostiene Ebel.

Las otras tres exposiciones permanentes están dedicadas a la historia de la imprenta, la astronomía y la fotografía, respectivamente.

Con motivo de la reinauguración, el Museo ha preparado para el público dos muestras temporales. Una está dedicada al Museo Técnico de Brno, que este año cumple 50 años y la otra, al Instituto de la Historia Militar.

Foto: Barbora KmentováFoto: Barbora Kmentová El director del Museo Técnico Nacional, Karel Ksandr, señaló en rueda de prensa que la reconstrucción del edificio, construido en los años 30 del siglo pasado, continúa. Hasta el momento han sido renovadas unas dos terceras partes, por un valor aproximado de 15 millones de euros. Se prevé que la última parte del Museo sea abierta al público dentro de un año.

16-02-2011