Museo del Cubismo inaugurado en Praga

28-11-2003

Praga ofrece a sus visitantes un nuevo gran atractivo - el Museo del Cubismo, que alberga pinturas y objetos de artes aplicadas de destacados representantes checos de este estilo artístico.

Director de la Galería Nacional, Milan Knízák, foto: autoraDirector de la Galería Nacional, Milan Knízák, foto: autora El cubismo checo contribuyó de manera significativa al desarrollo del arte, el diseño y la arquitectura en Europa central en la primera mitad del siglo XX. Los grandes protagonistas del cubismo checo lograron combinar de excelente manera las inspiraciones propias con las nuevas tendencias europeas y, sobre todo, con las ideas modernas de los artistas franceses, sostuvo el director de la Galería Nacional, Milan Knízák.

"De excelente ejemplo puede servir la obra de Bohumil Kubista. La forma de sus obras es cubista, mientras que el contenido de sus cuadros es propiamente checo. Los cuadros de Kubista podrían ser comparados con obras barrocas pintadas en forma nueva que multiplica el contenido del cuadro".

Según destacó Milan Knízák, la exposición centra su atención en el período comprendido entre 1910 y 1919, es decir, la época más importante del cubismo en la República Checa. El público puede familiarizarse con pinturas de, por ejemplo, Emil Filla, Bohumil Kubista, Josef Capek, Václav Spála, así como con obras plásticas de Otto Gutfreund. La colección incluye también muestras de muebles según los proyectos de los arquitectos Pavel Janák, Josef Gocár y Vlastislav Hofman.


El cuarto piso del museo, destinado a exposiciones temporales, ofrece actualmente muestras de la obra gráfica de los mencionados autores, explicó Knízák. Agregó que la Galería Nacional planea reconstruir en el futuro la cafetería, que se hallaba en la primera planta, y que fue liquidada en 1945.