Mundial de Hockey: un inmortal Jágr mete a los checos en las semifinales

15-05-2015

En un partido trepidante, con dos remontadas y un desenlace eufórico para la hinchada local, la selección checa de hockey sobre hielo doblegó a Finlandia por 5-3 y se metió a las semifinales del Mundial de Praga. En un choque igualado, los checos se impusieron gracias al increíble rendimiento del inmortal Jaromír Jágr.

Jágr sigue siendo insustituible pese a su edad

Jaromír Jágr, foto: ČTKJaromír Jágr, foto: ČTK Una vez terminados los cuartos de final, al abandonar el Arena O2 de Praga, numerosos grupos de hinchas checos seguían coreando el nombre de la mayor estrella del hockey nacional, Jaromír Jágr.

A los 43 años de edad, el delantero del Florida Panthers se ha convertido en la figura clave de la épica batalla entre Chequia y Finlandia en los cuartos de final del Mundial.

Los anfitriones entraron bien al partido y abrieron la cuenta del palo de Jan Kovář. Los finlandeses remontaron con dos goles de Ruutu y Jokinen. No obstante, luego llegaron los momentos brillantes del veterano checo, que comenzó una gran remontada: en el segundo periodo de la contienda primero puso tablas en el marcador para realizar poco después la asistencia en el gol de Kovář, que volvió a acercar a los checos a las semifinales.

El número 68 eclipsa al mejor arquero del Mundial

Jaromír Jágr, foto: ČTKJaromír Jágr, foto: ČTK Los blanquiazules volvieron a empatar gracias a un tanto de Barkov a principios del tercer periodo. Pero a falta de cinco minutos del final del choque, Jágr volvió a batir por segunda vez a Pekka Rinne.

El número 68 eclipsó totalmente al mejor arquero del campeonato y una vez terminado el partido, todo el mundo habló solo en superlativos sobre el rendimiento del veterano checo, según lo confirman las palabras del seleccionador Vladimír Růžička.

“Naturalmente, los rivales lo marcan mucho a Jágr. Pero aun así, además de su gol decisivo, fue importante su tanto de empate en 2-2. Su rendimiento es increíble. Lucha a tope. Para sus compañeros es un ejemplo fenomenal, cuando lo ven combatir en la cancha de esa forma, después también lo dan todo. Lo mostraron en este partido, lucharon de manera fantástica”, destacó.

Tras marcar el cuarto gol checo, Jágr, con los brazos en alto, disfrutó de las frenéticas ovaciones de la hinchada que parecía que iba a derrumbar el Arena O2.

La euforia ayuda y presiona a la vez

El delantero agradeció el maravilloso apoyo de la hinchada, aunque, por otro lado, reiteró que ser anfitrión tiene también su lado opuesto.

Jaromír Jágr, foto: ČTKJaromír Jágr, foto: ČTK “Por supuesto, la atmósfera es estupenda. Por otro lado, jugamos bajo una presión enorme. Todos nos ven bajo una luz mejor que no tiene nada que ver con la realidad. La hinchada cree que tenemos un equipo mucho mejor que la fuerte Canadá. Pero la verdad es que hoy me daba la sensación de que sería una pena perder este partido. No le teníamos un respeto exagerado al rival, eso fue positivo. Lo presionamos desde el primer minuto y así lo metimos en problemas”, dijo Jágr.

Ahora a batir a la fenomenal Canadá

Foto: ČTKFoto: ČTK En su esfuerzo desesperado de empatar al final de la contienda, los finlandeses enviaron a otro patinador a la cancha en vez del arquero, pero Vladimír Sobotka apagó sus esperanzas de forzar la prórroga enviando el disco a la portería vacía a través de casi toda la cancha, sellando el triunfo del cuadro nacional.

“Creo que hemos mostrado nuestro mejor rendimiento en lo que va del Mundial tanto en la defensa, como en el ataque. Siempre es importante que uno de los delanteros baje y ayude a los defensas a despejar el disco para poder dar contragolpes rápidos”, indicó Sobotka.

En las semifinales, que se jugarán este sábado, los checos se enfrentarán a Canadá, que destrozó en cuartos a Bielorrusia por 9-0 y cuenta por victorias sus partidos en el Mundial.

En las segundas semifinales se medirá Rusia, que venció a Suecia por 5-3, con Estados Unidos, que superó a Suiza por 3-1.

15-05-2015