Mueren tres soldados checos en un ataque suicida en Afganistán

Tres soldados checos murieron tras un atentado suicida en Afganistán este domingo. Formaban parte de la misión de soporte que mantiene la OTAN en ese país.

La República Checa tiene desplazados soldados en diferentes partes del planeta que cumplen tareas en misiones internacionales. Una de las más numerosas y peligrosas sigue siendo la de Afganistán.

Los soldados Martin Marcin, Kamil Beneš y Patrik Štěpánek realizaban una patrulla combinada el domingo, parte motorizada y parte a pie, cuando fueron víctimas de un atentado suicida que les costó la vida. Un soldado estadounidense de la OTAN y dos del Ejército Nacional Afgano resultaron heridos de gravedad.

El subcomandante del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Checas, Jiří Verner, explicó que temporalmente han sido suspendidas los patrullajes en Afganistán.

“Hasta que no evaluemos qué fue lo que ocurrió y no descartemos una eventual repetición, cesará este tipo de patrullaje. A partir del momento en que tengamos todos los detalles cambiaremos el estilo de las patrullas y continuaremos cumpliendo la tarea encomendada”.

La noticia de la muerte de los soldados ha causado mucho pesar en la nación checa. El presidente de la República, Miloš Zeman, envió un mensaje de condolencias a los familiares y expresó que es necesario continuar la lucha, según informó su portavoz, Jiří Ovčáček.

Foto: Karel Čapek/ČTKFoto: Karel Čapek/ČTK “Estos trágicos sucesos no deben desalentarnos y debemos continuar en la lucha contra el terrorismo internacional. El presidente está preparado para asistir al acto de recibimiento de los soldados caídos en Afganistán”.

A las condolencias se sumó el primer ministro, Andrej Babiš, los máximos representantes del Ejército y la representación política del país.

El ministro de Defensa, Lubomír Metnar, hizo énfasis en que los soldados checos también luchan en Afganistán por la seguridad nacional.

“Quiero expresar mis condolencias a los familiares de los soldados checos que en el marco de la lucha contra el terrorismo en Afganistán perdieron la vida. Ellos también defienden la seguridad de nuestro país”.

Por su parte, el vice primer ministro y ministro de RR.EE. en funciones, Jan Hamáček, recordó el papel y los compromisos de los checos a nivel internacional.

“El conflicto de Afganistán tarda ya mucho tiempo y nuestra obligación es ayudar a las fuerzas de seguridad afganas. Nuestros soldados sirven de apoyo a la Policía y el Ejército locales. Debido a nuestras obligaciones en el marco de la Alianza tenemos que continuar”.

Jan Pejšek, foto: Archivo del Ejército de la República ChecaJan Pejšek, foto: Archivo del Ejército de la República Checa En este sentido el portavoz de las Fuerzas Armadas Checas, Jan Pejšek, recordó que los soldados checos se encuentran desplazados en tres continentes, donde cumplen tareas en misiones internacionales.

“Los soldados checos participan en 10 misiones internacionales en Europa, África y Asia. La mayoría se encuentra en Afganistán, después en Iraq, Mali y un grupo en la Península del Sinaí. Antes de que se me olvide debo recordar que tenemos también un grupo de soldados en los Países Bálticos”.

La República Checa tiene a unos 800 soldados en misiones internacionales, solo en Afganistán son alrededor de 250 que forman parte de la misión internacional de apoyo. No se trata de unidades de combate, tienen la tarea de apoyar a la Policía y al Ejército locales en labores de adiestramiento, al tiempo que custodian la base aérea de Bagram, la mayor de las fuerzas aliadas en el país.

En Afganistán 13 soldados checos han perdido la vida y 28 en total en todas las misiones internacionales, indicaron fuentes de las Fuerzas Armadas.