Muchos hospitales obligan a los médicos a permanecer hasta cinco años a su servicio

13-06-2019

En la República Checa faltan médicos. Los hospitales han ideado un mecanismo para obligar a los galenos jóvenes a trabajar hasta cinco años en sus instalaciones después de pasadas las pruebas de formación especializada.

Foto: Česká lékařská komoraFoto: Česká lékařská komora La falta de médicos en la República Checa ha empezado a convertirse en un problema serio. Cuando el doctor de un pueblo se jubila nadie lo reemplaza. Los jóvenes no quieren mudarse a las zonas rurales, y lo peor es que las condiciones en las grandes ciudades también se vuelven cada vez menos atractivas.

Un elevado número de médicos, y también de enfermeras, han preferido trasladarse a Alemania o Austria donde, según indican muchos de ellos, existen mejores condiciones de trabajo y los sueldos son superiores.

Ante la lamentable situación, muchos hospitales checos, tanto estatales como privados, han introducido los llamados contratos de prácticas. La Asociación de Médicos Jóvenes ha puesto el grito en el cielo. Su presidente Martin Kočí dijo a la Radiodifusión Checa que se trata de una actitud “esclavista” de parte de los hospitales.

“No son capaces de crear condiciones laborales adecuadas. Por esa razón buscan que -los médicos jóvenes- firmen contratos de prácticas que les obliguen a permanecer determinado tiempo en sus hospitales”.

Foto: Arberlandklinik ZwieselFoto: Arberlandklinik Zwiesel Sin la residencia interna, o prácticas para la formación con adquisición de responsabilidades y capacidades de forma progresiva y tutelada, los médicos jóvenes no disponen de la acreditación especializada para obtener un contrato laboral.

La mayoría de los hospitales condiciona las prácticas al compromiso de que una vez terminadas, el joven galeno deba trabajar durante unos cinco años en el centro médico que le facilitó la capacitación.

En el caso contrario, el médico se verá obligado a reembolsar todos los gastos, de las prácticas de capacitación que generalmente ascienden a unos 20 000 euros.

Consultado por la Radiodifusión Checa, el ministro de Salud, Adam Vojtěch, indicó que los métodos utilizados por los hospitales no contradicen la ley, así que dependerá del acuerdo al que lleguen las partes involucradas.

Adam Vojtěch, foto: Michaela DanelováAdam Vojtěch, foto: Michaela Danelová “Se trata de un convenio que responde a la oferta y la demanda. El médico no siempre tiene que estar de acuerdo. Tiene la opción de buscar un hospital donde no se aplique esta modalidad”.

De acuerdo con la gobernadora de la región de Karlovy Vary y presidenta de la Asociación de Regiones, Jana Mračková Vildumetzová, la capacitación de los médicos representa un gran desembolso de recursos para los hospitales, y es inaceptable que después abandonen el país.

La situación no es tan sencilla, como pueda aparentar, ni se trata solo de un asunto de números, ha indicado la doctora Ilona Hülleová, jefa de la Asociación de Pediatras.

La especialista se refiere a la falta crónica de pediatras a nivel nacional y al hecho de que un médico joven deba permanecer cinco años en un hospital cuando sus servicios resultan urgentes en otro hospital del país.

13-06-2019