Monumento en Ostrava conmemora la primera deportación de judíos europeos

16-10-2009

En la estación principal de trenes de Ostrava fue develado este jueves un monumento que conmemora la primera deportación masiva de judíos europeos. Hace 70 años casi 1.300 judíos de Ostrava y sus alrededores fueron trasladados por los nazis al campo de concentración de Nisko, en el sudeste de Polonia.

El 18 de octubre de 1939, a las ocho y media de la mañana, salió de la estación Ostrava-Přívoz un tren de casi medio kilómetro de longitud. Vigilados por las SS, 22 vagones de pasajeros y 29 vagones de carga trasladaban a judíos varones de Ostrava a Nisko, en el río San, donde debían construir un campo de concentración. Fueron los preparativos para la masacre de seis millones de hombres, mujeres y niños judíos, recordó en Ostrava Jiří Daníček, presidente de la Federación de Comunidades Judías.

“Es posible que los organizadores mismos de la deportación no lo tuvieran claro entonces. Fue una especie de experimento de trasladar una mayor cantidad de judíos a un territorio a donde podrían transportar después a los demás, es decir al Este de Polonia. El hecho de que el campo fuera levantado medio año más tarde demuestra cierta improvisación por parte de los nazis”.

Karol SidonKarol Sidon La mayoría de los deportados nunca más ha regresado a su casa. Desde este jueves un monumento conmemora en Ostrava este capítulo trágico de la historia de la ciudad y de toda Europa. El rabino provincial superior, Karol Sidon, aprecia la instalación.

“Es una señal excelente de que la gente no se olvida de aquellos acontecimientos. Sólo espero que el monumento permanezca allí mucho tiempo”.

La autora de la obra, Zuzana Havlínová, explica que su aspecto fue influido por la ubicación en un lugar frecuentado frente a la estación principal de trenes.

“Los transeúntes que se apresuran para coger el tren o el tranvía no lo advierten. Los que tengan interés se acercan, encuentran la información de qué se trata y al mirar a través de un recorte en la placa conmemorativa verán seis segmentos de hierro que se les unirán ópticamente formando la Estrella de David. Además, la línea entre el espectador y la estrella judía marca la dirección hacia Nisko”.

Las conmemoraciones del 70 aniversario de la primera deportación de judíos en Europa prosiguieron en Ostrava junto al Monumento a las Víctimas del Holocausto y un gran concierto de música judía.

El tren de Ostrava a Nisko fue el primero. Salió tan sólo siete meses después de la ocupación de Bohemia y Moravia por las tropas hitlerianas. Dentro de poco lo siguieron centenares de otros, con destino a Auschwitz, Treblinka, Majdanek, Sobibor…

Foto: Andrea Fajkusová

16-10-2009