Momentos difíciles para la agricultura checa

15-06-2001

Si desea escuchar la versión original, haga click aquí.

La noticia sobre el sacrificio de gran parte de los bovinos de la granja de Dusejov, en Moravia, ha provocado diversas reacciones entre la opinión pública checa. Por un lado persiste el temor ante la encefalopatía espongiforme bovina, ya que según afirman los especialistas, la enfermedad podría afectar también al ser humano. Por otro lado, los ciudadanos manifestaron congoja ante la matanza de tantos animales y expresaron su solidaridad para con los agricultores checos, que ven amenazada la existencia de sus granjas.

En Dusejov deben sacrificar 140 cabezas de ganadoEn Dusejov deben sacrificar 140 cabezas de ganado Aunque la población checa siga temiendo al mal de las "vacas locas", Hugo Roldán, portavoz del ministerio de Agricultura checo, asegura que el primer caso de esa enfermedad en la República Checa no se traducirá en una reducción aún mayor del consumo de carne de vacuno en el país:

"Nosotros pensamos que este primer caso de mal de las "vacas locas" en la República Checa no tendrá una influencia muy drástica, que se proyecte en una reducción más abrupta de la demanda de carne de res, aunque, por supuesto, es de esperar que se registre alguna reducción. De cualquier manera, como la República Checa es autosuficiente en producción de res, y la exportación e importación está balanceada, no creemos que este primer caso tenga una influencia realmente decisiva sobre los criadores de ganado."

Hugo Roldán afirmó también que a raíz de la aparición del mal de las "vacas locas", en este país se han intensificado los tests priónicos en los bovinos, por tanto el consumidor puede permanecer tranquilo.

Los más inquietos son los granjeros checos. Hugo Roldán, portavoz del ministerio de Agricultura checo, indicó que nadie puede imaginarse el estado anímico de los granjeros de Dusejov:

"Lógicamente están muy tristes porque pensaban que aquí en la República Checa no se iba a detectar este caso. Aunque les afecta desde el punto de vista económico, van a seguir adelante con su empresa. Afortunadamente tienen el ganado asegurado y el ministerio de Agricultura está buscando la forma de otorgarles también alguna compensación de parte del Estado."

15-06-2001