Modernización de autopista D1 complicará el tránsito entre Praga y Brno

26-06-2012

A los conductores checos les espera una gran prueba de paciencia. La reconstrucción y ampliación de la autopista D1 se prolongará durante años, complicando el tránsito en la principal carretera del país.

La autopista D1La autopista D1 Viajar en automóvil de Praga a Brno es en la actualidad toda una aventura. La autopista D1 que une las principales ciudades del país no cumple los requisitos del transporte moderno por carreteras. El Ministerio de Transportes anunció que este año arrancará la reconstrucción y ampliación de la vía.

Se espera que la modernización de la D1 termine en el 2050. A partir de septiembre del año en curso, se cuenta con el inicio de los preparativos para la reconstrucción de cinco etapas, cada una por un valor de hasta 70 millones de euros.

El ministro de Transportes, Pavel Dobeš, está convencido de que logrará reducir el monto de la inversión para cada etapa de la reconstrucción.

“Partiendo de las consecuencias de la crisis económica y de la caída del sector de la construcción, estamos seguros de que lograremos una significativa reducción del precio inicial de la obra”, aseguró el ministro.

Pavel DobešPavel Dobeš La idea de construir una autopista para unir las ciudades de Praga, Brno y Ostrava surgió en los años 30 del siglo pasado. El proyecto inicial se conoció como la Carretera Nacional y contaba entonces con un tramo hacia la ciudad de Pilsen, que en la actualidad ya existe.

La situación política del país afectó directamente la realización del proyecto. La anexión forzada de los Sudetes al Tercer Reich cambió los planes originales, la construcción se puso en marcha pero sin el entusiasmo del inicio.

Los nazis cancelaron los trabajos en 1942, y no fue hasta después de finalizada la Segunda Guerra Mundial que el presidente Edvard Beneš dio luz verde a la construcción de la autopista. No obstante, con la llegada de los comunistas al poder en 1948 el proyecto se vino abajo.

La idea de construir una carretera para unir Praga y Brno revive en 1967 y en 1971 se inaugura el primer tramo que une la capital con la ciudad de Mirošovice, un poco más de 30 km.

El régimen comunista checoslovaco continuó el proyecto que pretendía ir mucho más allá y unir la capital checa con la ciudad de Košice en Eslovaquia. Antes de la partición de Checoslovaquia la autopista conectó Praga y Bratislava.

La autopista D1 en 1971La autopista D1 en 1971 La mayor autopista checa tiene actualmente 377 km, pero ya no cumple con las exigencias del momento. El número de automóviles ha aumentado vertiginosamente y la carretera no fue construida para circular a altas velocidades.

En la D1 la velocidad máxima permitida es de 130 km/h, los expertos alertan que durante los trabajos de construcción la velocidad se reducirá a 80 km/h y en algunos tramos a 60 km/h, por lo que recomiendan a los conductores armarse de paciencia y respetar la señalización con motivo de las obras.

26-06-2012