Misión libertadora de presidente del Senado checo en Cuba

31-01-2001

El Presidente del Senado checo, Petr Pithart, delibera en La Habana. Su objetivo es lograr la puesta en libertad de los ciudadanos checos, Ivan Pilip y Jan Bubeník, acusados por las autoridades cubanas de agentes al servicio de los Estados Unidos.

Petr PithartPetr Pithart El presidente de la Cámara Alta checa, Petr Pithart, sostuvo negociaciones con una delegación parlamentaria, así como con representantes de la diplomacia y del Gobierno cubanos. Se espera asimismo que Pithart sea recibido por el máximo dirigente de Cuba, Fidel Castro, quien extendiera la invitación al senador checo.

Pithart evaluó las conversaciones con la parte cubana de "muy sinceras, duras y abiertas", no obstante, se negó a ofrecer detalles:

"Preferiría pronunciarme una vez terminadas mis conversaciones con las autoridades cubanas. Estas se muestran abiertas y por lo delicado del caso, desearía seguir ciertos procedimientos y por el momento ser más reservado. Les pido a todos, realmente les pido, que respeten mi decisión", sostuvo Petr Pithart.

El presidente de la Cámara Alta checa ya había afirmado con anterioridad que, independientemente de los motivos del viaje de Pilip y Bubeník a Cuba, estos senores no realizaban ninguna visita oficial. "Praga no puede asumir la responsabilidad por los viajes privados de sus ciudadanos", sostuvo Pithart.

Entretanto, las autoridades cubanas permitieron que el senador checo visitara al diputado Ivan Pilip y al ex líder estudiantil, Jan Bubeník en la cárcel de Villa Marista.

Lucie Pilipová, esposa de uno de los detenidos, senaló estar más tranquila con la presencia de Petr Pithart en La Habana. Anadió que también a su esposo, Ivan Pilip, le alegra que sea precisamente el presidente del Senado checo quien delibere con las autoridades cubanas.

31-01-2001