Misa solidaria en Praga para ayudar a Chile

10-03-2010

Una misa solidaria por Chile, encabezada por el Nuncio Apostólico en Chequia, monseñor Diego Causero, se celebró la tarde del martes en la iglesia Santo Tomás de Praga. La ceremonia quiso testimoniar el dolor que la comunidad chilena y los amigos de Chile sienten en el extranjero, además de recaudar fondos e ir en ayuda de los damnificados por el terremoto.

El pasado 27 de febrero, un devastador sismo de magnitud 8,8 azotó la zona centro-sur de Chile, dejando a su paso un saldo dantesco: las víctimas mortales se acercan a las 500, con cerca de dos millones de damnificados.

Por eso, cualquier ayuda es necesaria y bienvenida y por eso, la comunidad chilena en la República Checa no quería estar ausente, como afirma el embajador de ese país en Praga, Enrique Krauss.

El embajador Enrique Krauss presidió la misa por Chile, foto: autorEl embajador Enrique Krauss presidió la misa por Chile, foto: autor “Esto fue un acto organizado por la comunidad chilena y por la embajada para dar testimonio del dolor que ciertamente sentimos de la muerte, las heridas, la destrucción, las frustraciones de sueños, en fin, de nuestros compatriotas. A pesar de las distancias geográficas la verdad es que ustedes bien saben que Chile se siente bien fuerte en el corazón y nos ha dolido mucho”.

El embajador Krauss indicó que no es necesario ser creyente para intentar paliar un poco el dolor de los necesitados, porque la solidaridad no tiene credo.

“Pero también hemos venido a pedir que el Dios de nuestras creencias, aquí compartíamos no solo creyentes y no creyentes, también estaban hermanos y representantes del cuerpo diplomático, presididos, y esto lo quiero destacar muy especialmente, por el nuncio de Su Santidad, que presidió esta eucaristía, también veníamos a pedir el apoyo para que salgamos adelante”.

Parte del dinero recaudado, foto: autorParte del dinero recaudado, foto: autor El diplomático agregó que éste era un pequeño gesto y que no descartaban otras acciones parecidas, para seguir brindando todo el apoyo necesario a las víctimas del sismo.

“Se pidió especialmente por los más necesitados, los más pobres, que son los que, como no tienen nada, o tienen muy poco, lo pierden todo. Todo esto nos ha motivado y esta relativamente pequeña comunidad chilena, no somos más de 60 en toda la República Checa, se ha reunido con amigos extranjeros para efectuar todas estas peticiones y juntarnos, unirnos, en la esperanza de que vamos a salir, como efectivamente va a ser, vamos a salir adelante”.

La misa por Chile, que también recordó a las víctimas del terremoto de Haití, concluyó con la interpretación de la canción ‘Gracias a la Vida’, de Violeta Parra.

10-03-2010