Minusválidos protestan por el cierre de la estación del Metro en la Avenida Nacional

11-07-2012

El oficialismo se rinde una vez más ante los intereses privados en detrimento de la ciudadanía. Decenas de personas minusválidas protestaron este martes por el cierre durante dos años de la estación del Metro en la Avenida Nacional de Praga (Národní třída), importante punto de conexión del transporte urbano.

Foto: ČTKFoto: ČTK La construcción de un centro comercial complicará sobremanera la vida de miles de praguenses los próximos dos años, pero los más afectados serán sin duda los ciudadanos discapacitados.

Decenas de minusválidos protestaron este martes en las inmediaciones de la estación del Metro de la Avenida Nacional (Národní třída) para denunciar la falta de sensibilidad de las autoridades para con las personas condenadas a una silla de ruedas.

Debido a la construcción de un nuevo edificio de tiendas, el metro no parará durante 24 meses en la Avenida Nacional (Národní třída), una de las pocas estaciones con facilidades para los minusválidos, según indica Miroslav Vančura del Centro para la Investigación del Transporte.

Foto: ČTKFoto: ČTK “Uno de los mayores problemas de este proyecto es que atenta contra las personas minusválidas porque pierden un punto importantísimo para su circulación. El otro asunto es el despilfarro de recursos, puesto que en mayo del año pasado se invirtieron millones en el ascensor para minusválidos de dicha estación y ahora dejará de utilizarse durante dos años”, indicó el experto.

Las cartas y protestas de los ciudadanos no han servido de nada. Las autoridades y la empresa inversora decidieron construir el edificio sin prestar oídos a la población.

Los expertos independientes indican que el cierre de la estación complicará el transporte urbano en general, pero los minusválidos tendrán que viajar varios kilómetros hasta una estación de Metro acondicionada para sus limitaciones.

Foto: ČTKFoto: ČTK A diferencia de otras ciudades europeas el Metro de Praga no cuenta con ascensores para personas en sillas de ruedas en todas sus estaciones. Un funcionario de la Empresa del Transporte Urbano dijo que las estaciones construidas después del año 1989 se proyectan pensando en las personas minusválidas y que la idea es reconstruir el mayor número posible, pero todavía no hay fecha.

Los detractores del cierre temporal de la importante estación del Metro capitalino denuncian que un proyecto privado perjudica los intereses de la mayoría, al tiempo que los contribuyentes pagarán los trabajos de reconstrucción de la estación, mientras que los dueños del edificio únicamente el vestíbulo.

La estación de Metro de la Avenida Nacional (Národní třída) la utilizaban hasta este martes más de 20.000 viajeros y otras 40.000 cruzaban diariamente el vestíbulo que unía varias calles de la zona.

11-07-2012