Ministro declara la guerra a los expendedores automáticos en las escuelas

14-05-2014

El ministro de Educación, Marcel Chládek, considera la posibilidad de prohibir la venta de alimentos y bebidas poco saludables en las escuelas, en especial en los expendedores automáticos. El ministro quiere aplicar la directiva respectiva a partir del próximo año escolar o desde enero de 2015.

Foto: ČT24Foto: ČT24 En más del 60% de las escuelas de enseñanza básica y media en Chequia hay un bufé o expendedores automáticos de alimentos y bebidas y los escolares se acostumbraron a comprar en ellos mayormente galletas, caramelos, chocolate y bebidas dulces. Este tipo de alimentos es ofrecido por más del 86% de los expendedores automáticos instalados en centros escolares, y en el 19% se venden también por ejemplo, papas fritas. Mientras tanto, sólo el 10% de los expendedores automáticos en las escuelas ofrecen productos lácteos.

El ministro de Educación, Marcel Chládek, decidió poner fin a estas prácticas y prohibir la venta en las escuelas de alimentos perjudiciales para la salud, incluidos los expendedores automáticos de este tipo de productos. La última gota para la adopción de ese paso fueron los resultados del reciente estudio de la oferta de los expendedores en las escuelas, realizado por la Inspección Escolar Checa, según recalcó Chládek.

Marcel Chládek, foto: Filip JandourekMarcel Chládek, foto: Filip Jandourek ”La conclusión más alarmante de ese estudio es que en la oferta de los expendedores automáticos de alimentos y bebidas en las escuelas básicas prevalecen productos alimentarios dañinos para la salud de los alumnos, ya que contienen mucho azúcar. Y la situación es peor todavía en las escuelas de enseñanza media”.

El ministro sostuvo que su ministerio se orientará a partir de ahora a un mayor desarrollo de cocinas escolares con ofertas de menús saludables para los alumnos. En cuanto a los expendedores automáticos en las escuelas, se ampliará el número de aquellos que contienen productos lácteos. Esto, según dijo Chládek, se hace muy necesario, debido a que otro estudio demostró que una quinta parte de los varones checos en edad escolar es obesa y lo mismo vale para una décima parte de las niñas.

La composición de los menús saludables a ser aplicados en las escuelas a partir del nuevo año escolar o, a más tardar desde enero de 2015, será elaborada por un grupo de especialistas que el ministro Chládek tiene previsto formar lo más pronto posible, según recalcó.

Foto: ČT24Foto: ČT24 “Supongo que ese grupo de consejeros, que estará formado por especialistas en dietología, nutrición y otros sectores de la alimentación sana, definirán claramente los alimentos sanos y los que no lo son. Queremos que este problema sea supervisado realmente por especialistas, ya que se trata de un tema a largo plazo. Estoy convencido de que la necesidad de una sana alimentación en las escuelas será muy actual también en el futuro”.

Con el fin de mejorar el estado físico de los alumnos y estudiantes checos, el ministro de Educación, Marcel Chládek, impulsa igualmente una mayor propagación del deporte en los centros educativos. Mientras que actualmente el programa de la enseñanza tanto en las escuelas de enseñanza básicas como en las de nivel medio incluye dos horas de educación física semanales, a partir del próximo año escolar podrían ser tres horas a la semana como mínimo.

14-05-2014