Ministro de Transportes puede ser cesado por mal funcionamiento del registro de vehículos

25-07-2012

El primer ministro, Petr Nečas, dio un ultimátum al jefe de la cartera de Transportes, Pavel Dobeš. En caso de que el registro central de vehículos no funcione debidamente a partir del viernes, lo destituirá del cargo.

Foto: ČTKFoto: ČTK La pesadilla continúa. Después de 15 días de la puesta en marcha el nuevo sistema para el registro de automóviles no funciona. Miles de personas acuden a las sucursales del registro central de vehículos a lo largo y ancho del país. Después de largas horas de espera la respuesta sigue siendo la misma: el sistema no funciona.

La silla del ministro de Transportes, Pavel Dobeš se tambalea. El primer ministro, Petr Nečas, le dio tiempo hasta el viernes y en caso de que el sistema siga fallando lo destituirá.

A pesar de la pérdida de respaldo del jefe del Gobierno, el ministro Dobeš todavía no ha tirado la toalla, según aseguró.

“Estamos convencidos de que el sistema funcionará debidamente a partir del viernes, de no ser así dimitiré a mi cargo”, subrayó el ministro.

Pavel Dobeš, foto: ČTKPavel Dobeš, foto: ČTK Hace unas dos semanas atrás el Ministerio de Transportes anunció la puesta en marcha de un nuevo y revolucionario sistema informático para el registro central de vehículos, pero todo ha sido un fracaso total.

A raíz de los problemas, que han afectado a 25.000 ciudadanos que no han podido registrar sus vehículos, el descontento aumenta entre la población. Muchas personas vieron frustradas sus vacaciones porque no pueden viajar en sus automóviles, otros acusan pérdidas debido a que sus furgonetas para la distribución de mercaderías permanecen inmóviles en los garajes de las empresas.

De acuerdo con informaciones del diario Lidové Noviny el nuevo sistema registra un millón de datos erróneos. El número de matrícula no corresponde con el modelo del automóvil, el nombre del propietario aparece con residencia en otra ciudad o simplemente el registro indica que determinado vehículo no existe, a pesar de que circula desde hace varios años.

Uno de los problemas más graves, según indican los especialistas, es que los fallos pueden ser aprovechados para registrar automóviles robados ya que el sistema no ha sido conectado debidamente al registro europeo de vehículos.

Foto: Comisión EuropeaFoto: Comisión Europea El escándalo sacó a la luz que el Ministerio de Transportes escogió a la empresa ATS-Telcom, responsable del nuevo sistema, de manera directa, sin convocar a una licitación pública, y de acuerdo con el contrato firmado no existen cláusulas firmes para amonestaciones en caso de incumplimiento de obligaciones.

Con la eventual caída del ministro Dobeš los problemas no desaparecerán, ya que los operarios de la empresa no han sido capaces de solucionar los fallos.

Pero eso no es todo, la Televisión checa informó que el Ministerio de Defensa contrató a la misma compañía para proteger al país de eventuales ataques cibernéticos.

25-07-2012