Ministro de Salud llega a un acuerdo que puede frenar éxodo de médicos

15-02-2011

El ministro de Salud, Leoš Heger, llegó a un acuerdo con el Colegio de Médicos que puede evitar el éxodo masivo de médicos. La palabra final la tienen ahora el Gobierno y los sindicatos regionales.

Ministro de Salud, Leoš Heger. Foto: ČTKMinistro de Salud, Leoš Heger. Foto: ČTK Tan solo 14 días antes de hacerse efectivas las renuncias de unos 3.800 médicos, el ministro de Salud, Leoš Heger, consiguió un acuerdo con el presidente del Colegio de Médicos, Milan Kubek, y el líder sindical, Martin Engel, que puede evitar el colapso del sistema de salud del país.

Los médicos recibirán un aumento salarial de entre 200 y 300 euros mensuales, en 2012 se les subirán los sueldos un 10% y un año después recibirán hasta el triple del salario medio vigente en el país.

En sus primeras declaraciones, tras logrado el acuerdo, el ministro Heger se mostró optimista, pero cauteloso, ya que el Gobierno y los sindicatos, a nivel de las regiones tendrán que aceptar lo concertado hasta el momento.

Presidente del Colegio de Médicos, Milan Kubek. Foto: ČTKPresidente del Colegio de Médicos, Milan Kubek. Foto: ČTK “Nos dirigimos al final del camino, si permiten que me exprese de manera optimista. Cuando el Colegio de Médicos pida a los galenos que terminen su protesta, se cumplirá la condición indispensable para que el Gobierno apruebe los recursos para los facultativos”, explicó Heger.

Después de una nueva sesión de negociaciones, esta vez de cuatro horas de duración, las tres partes coincidieron en la firma de un memorando para poner fin al enfrentamiento entre los médicos y el oficialismo.

El presidente del Colegio de Médicos, Milan Kubek, está convencido de que se ha logrado un buen resultado.

“En mi calidad de presidente del Colegio de Médicos, haré todo lo posible para que los doctores comprendan y acepten este acuerdo como el mejor compromiso posible”, subrayó Kubek.

Líder sindical Martin EngelLíder sindical Martin Engel Por su parte, el líder sindical Martin Engel, una de las cabezas visibles de la campaña ‘Gracias, Nos Vamos’ se mostró satisfecho con lo alcanzado después de meses de negociaciones. Advirtió no obstante, que llevará el tema a la sesión de los líderes sindicales a nivel regional donde deberá ser aprobado.

Algunos sindicalistas, de hospitales regionales, mantienen posturas más radicales y quieren mayores garantías e insisten en que las condiciones de trabajo deben mejorar aún más.

A la campaña ‘Gracias, Nos Vamos’ se sumaron 3.800 médicos que en caso de hacer efectivas sus renuncias a partir del 1 de marzo pondrían en peligro el funcionamiento de muchos hospitales del país.

Con el propósito de enfrentar la eventual crisis, el Ministerio de Defensa anunció que ponía a disposición sus hospitales militares, un hospital de campaña y a personal médico y paramédico.

De acuerdo con los expertos eso no sería suficiente, se trataría de una solución temporal y el sistema de salud del país colapsaría poniendo en peligro la vida de muchas personas.

Tras meses de arduas negociaciones, el pulso entre los médicos y el oficialismo parece que terminará tablas para beneficio de pacientes y público en general, pero las medidas adoptadas hasta el momento han dejado por fuera a las enfermeras, que pronto podrían convertirse en uno nuevo foco de tensión.

15-02-2011