Ministerio ha salvado sólo las ruinas de un edificio de valor histórico

23-02-2007

Un grupo de empresarios destruyó un edificio histórico de la ciudad de Prerov para construir un centro comercial. El ministerio ha paralizado las obras demasiado tarde.

Foto: CTKFoto: CTK Un grupo de empresarios ha sido el causante de la destrucción de un edificio de valor histórico. Según indican las autoridades, los inversores mintieron ya que habían prometido conservar la valiosa fachada y reconstruir cautelosamente el edificio de valor histórico de la ciudad de Prerov, situada a unos 270 kilómetros al este de la capital, Praga. En realidad los empresarios intentaban construir un centro comercial en este lugar. La orden de interrumpir las labores de destrucción había llegado en aquel momento cuando el edificio ya estaba en ruinas.

"Quedó solamente en pie un quinto de la fachada del edificio. Lo que se refiere a la sala grande, donde estaba ubicado el salón de baile, aún se conserva. No obstante, la parte principal ya está destruida irreversiblemente". Así explica con amargura la lamentable situación del inmueble el portavoz de la alcaldía local, Bohuslav Pridal.

Los inversores han dejado de demoler el resto del edificio por orden del Ministerio de cultura. Sin embargo, nadie está convencido de que se cumpla el objetivo de proteger las pocas paredes que aún quedan.

La casa llamada "Komuna", donde se reunían los obreros y sindicalistas antes de la segunda guerra mundial, fue declarada parte del patrimonio histórico en los años sesenta. Los edificios que son registrados como parte del patrimonio histórico no se pueden demoler, ni tampoco reconstruir sin el permiso previo de las autoridades. No obstante, el edificio fue eliminando de la lista de monumentos históricos en los años noventa rodeado de circunstancias muy poco claras.

23-02-2007