Ministerio del Interior propone crear un registro central de hinchas violentos

26-05-2008

El Ministerio del Interior propone crear un registro general de hinchas violentos para poder combatir con más eficacia la lucha contra el vandalismo en los estadios de fútbol.

Las voces que reclaman introducir en la República Checa un sistema legal más riguroso contra los hinchas exaltados adquirieron mayor fuerza tras el clásico entre el Sparta y el Slavia de Praga, disputado en marzo, que dejó un saldo de numerosos detenidos, heridos y daños materiales evaluados en decenas de miles de euros.

Los clubes coincidieron en que es necesario implantar, entre otras cosas, un sistema de cámaras para poder identificar a los hinchas violentos e impedir que vuelvan a asistir a los partidos de fútbol en caso de que provoquen disturbios, según dijo Ivo Lubas, uno de los directivos de la Asociación Checo-Morava de Fútbol.

“Nuestro objetivo principal es mejorar el ámbito legislativo para poder identificar y, sobre todo, castigar a los hinchas exaltados. Nos parece que la legislativa es insuficiente y que ellos se burlan del sistema actual”, subrayó Lubas.

El Ministerio del Interior acaba de elaborar un borrador sobre los cambios legislativos que supone crear un registro general de hinchas violentos que tendría a su disposición cada club de fútbol checo.

Según la nueva ley, los estadios de fútbol dejarían de ser un lugar público, es decir, los clubes tendrían el derecho de decidir quién puede entrar en las gradas y quién no. El hincha calificado por un club como persona non grata, tendría prohibido el pase a todos los estadios del país. El documento cuenta con que en todos los estadios dispondrían de un centro de control equipado de un sistema de cámaras.

Los clubes deberán instalar en sus recintos también tribunales provisionales capaces de dictar sentencia sobre los hinchas indisciplinados en procesos penales abreviados inmediatamente después de que cometan un delito. Esta medida fue utilizada por primera vez en la República Checa hace dos semanas en el partido disputado entre el Sparta de Praga y el Baník de Ostrava y se supone que en la próxima temporada los jueces estarán presentes en cada partido calificado por la policía como ‘de alto riesgo’.

26-05-2008