Ministerio del Interior informará sobre los inmigrantes en una página web

08-09-2015

El Ministerio del Interior checo anunció que pondrá a funcionar una página web con informaciones sobre la ola migratoria. El sitio tiene como objetivo calmar los ánimos de la población y ofrecer datos sobre el número de inmigrantes en el país.

Refugiados en Budapest, foto: ČTKRefugiados en Budapest, foto: ČTK Reforzar la seguridad fronteriza, luchar contra los traficantes de personas, repartir a los inmigrantes y crear ‘puntos calientes’. Estas son algunas de las medidas de la Unión Europea para reducir los efectos de la mayor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial.

Las reglas de la política migratoria europea han quedado obsoletas ante las dimensiones del flujo de inmigrantes. Situación que empieza a dividir a los Veintiocho. Mientras que Francia y Alemania insisten en la aplicación de cuotas, los países de Europa Oriental las rechazan, porque consideran que no resuelven nada.

Bohuslav Sobotka, , foto: ČTKBohuslav Sobotka, , foto: ČTK Tras reunirse con sus homólogos de Polonia, Hungría y Eslovaquia, el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, reiteró que los cuatro países no están de acuerdo con la política de cuotas de la Comisión Europea.

“Estamos en contra de un sistema de cuotas que aplique mecanismos permanentes y obligatorios de redistribución de inmigrantes”.

La prensa holandesa y la agencia Reuters informaron que se espera que este miércoles la Comisión Europea anuncie una propuesta que sugiere que la República Checa debería acoger a unos 3.000 inmigrantes.

Tomáš Prouza, foto: archivo del Gobierno ChecoTomáš Prouza, foto: archivo del Gobierno Checo El Secretario de Estado para Asuntos Europeos, Tomáš Prouza, dijo que Chequia es para los inmigrantes un país de tránsito, por lo que las cuotas no surtirán efecto.

“No es posible imponer a los inmigrantes que se queden en la República Checa. Esto demuestra que las cuotas no tienen sentido, porque el inmigrante que quiere ir a Alemania hará todo lo posible para trasladarse a ese país”.

De acuerdo con Prouza, el problema de la crisis migratoria no es un asunto pasajero. Es por eso que los países del Grupo de Visegrád no aceptan las cuotas de inmigrantes como solución y proponen centrar la ayuda en los países de origen, esto quiere decir Siria, Irak y Eritrea, entre otros.

Refugiados de Siria, foto: ČTKRefugiados de Siria, foto: ČTK Con el fin de tranquilizar a la sociedad, el Ministerio del Interior checo anunció la creación de una página web para informar de manera clara y veraz sobre la situación de los inmigrantes en el país, explicó su portavoz Petra Kučerová.

“Con la página web, el Ministerio del Interior busca calmar los ánimos en la sociedad y eliminar una serie de mitos. Queremos informar sobre la situación real en torno a los inmigrantes y evitar el pánico entre la población”, dijo la portavoz.

A pesar de los temores de la población checa, en los campos para inmigrantes del país hay en estos momentos menos de 1.500 personas y tan sólo 60 sirios han pedido asilo.

Miloš Zeman, foto: ČTKMiloš Zeman, foto: ČTK El ex presidente checo Václav Klaus está al frente de una petición contra la llegada de inmigrantes, mientras que el presidente Miloš Zeman ha insistido en que el Ejército refuerce las fronteras del país.

Mandatarios europeos, como por ejemplo el presidente francés, Francois Hollande, o el canciller austríaco, Werner Faymann, han lanzado duras críticas contra los países de Europa Oriental por su supuesta falta de solidaridad. Praga, Bratislava, Varsovia y Budapest rechazan las críticas e insisten en que lo único que no aceptarán es la política de cuotas.

08-09-2015