Ministerio de Salud checo planea reformas en el sector de la atención psiquiátrica

El Ministerio de Salud de la República Checa ha descrito un plan para reformar la atención psiquiátrica del país que ha sido descuidada durante mucho tiempo. El énfasis debe pasar de las grandes instituciones psiquiátricas a una red de centros de salud mental que atiendan a los pacientes a nivel local.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo La atención psiquiátrica ha sido durante mucho tiempo uno de los sectores más desatendidos en el sistema de atención médica de la República Checa, con una financiación insuficiente y una gran dependencia de grandes instituciones psiquiátricas.

En virtud del Plan de Acción Nacional para la Atención de Salud Mental presentado por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, el énfasis debería cambiar gradualmente hacia la atención externa. Hasta un tercio de los pacientes psiquiátricos podrían ser transferidos a los centros en 2030.

Dana Chrtková, del Instituto Nacional de Salud Mental, describe los mayores problemas que enfrentan los pacientes psiquiátricos.

“El mayor problema es la estigmatización social y la autoestigmatización. Este último es un proceso en el que internalizas el estigma público y lo aplicas a ti mismo. La gente se ve a sí misma como inútil, no tiene autoestima y siente que no tiene lugar en la sociedad".

Adam Vojtěch, foto: Michaela Danelová, ČRoAdam Vojtěch, foto: Michaela Danelová, ČRo El cambio hacia centros comunitarios más pequeños debería evitar que los hospitales psiquiátricos se desborden, sobre todo, debería permitir que más pacientes psiquiátricos se integren en la sociedad. Según el ministro de Salud, Adam Vojtěch, se debe transferir a unas 300 personas a los nuevos centros de salud mental a finales de año. Para el 2030, podría ser alrededor de un tercio de todos los pacientes psiquiátricos.

“Queremos que los pacientes que pueden funcionar en casa tengan la oportunidad de hacerlo y que formen parte de la sociedad tanto como sea posible. Estas personas no requieren solo atención médica. También necesitan seguridad social y alojamiento asequible".

Asegurar un alojamiento asequible para pacientes psiquiátricos es principalmente una tarea del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. La jeda de dicha cartera, Jana Maláčová, dice que también quieren permitir que tantos pacientes como sea posible sean miembros activos de la sociedad.

Jana Maláčová, foto: Archivo del Ministerio de Trabajo y Asuntos SocialesJana Maláčová, foto: Archivo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales “Si es posible, queremos ayudar a estas personas a encontrar un trabajo satisfactorio y hacer que se sientan útiles. Aparte de la desinstitucionalización y el alojamiento asequible, queremos centrarnos en el sistema de beneficios. Por ejemplo, nos gustaría acelerar el proceso de aprobación de subsidios de atención y otros beneficios financieros".

La reforma también busca reducir el número de camas ocupadas en las instituciones y mejorar las condiciones en los hospitales, como la reducción del uso de métodos restrictivos, un ejemplo de ello serían las camas enjauladas. El ministro de salud, Adam Vojtěch, dijo.

“Todo hospital psiquiátrico debería tener un Director de Calidad en el futuro. Queremos enseñar gradualmente a los empleados a usar diferentes técnicas y métodos alternativos para calmar a los pacientes y lograr que cooperen".

Se espera que la primera fase de la reforma de salud mental en el país cueste alrededor 110 millones de euros, que serán pagados con fondos de la UE. A partir del próximo año, los costos serán cubiertos por las compañías de seguros de salud, que estiman los costos en aproximadamente 13 millones de euros al año.