Miles de hogares sin luz a causa de las nevadas

En varios distritos de la República Checa ha sido declarado el estado de catástrofe en la noche del miércoles por la cantidad de cortes de electricidad causados por la nieve.

Foto: ČTK/Hájek OndřejFoto: ČTK/Hájek Ondřej Unos 13 000 hogares checos siguen sin electricidad desde el miércoles a causa de las intensas nevadas. El peso de la nieve ocasionó el derrumbe de árboles, y muchos cayeron con frecuencia en los cables del tendido eléctrico, averiándolos. Las más afectadas fueron las regiones de Liberec y de Ústí, según sostuvo Soña Hollingerová, portavoz de la Compañía Energética nacional ČEZ para el norte de Bohemia.

Foto: ČTK/Kubeš SlavomírFoto: ČTK/Kubeš Slavomír ”Este miércoles a las nueve de la noche nos hemos visto obligados a decretar el estado de catástrofe en tres distritos. Fue en el de Jablonec nad Nisou, Semily y Děčín. En este último el número de averías con cortes de electricidad siguió creciendo durante la noche, sobre todo en Šluknov”.

Hollingerová agregó que a pesar del intenso trabajo de los técnicos del sector energético, depende del estado del tiempo que se logre reparar los tendidos y restablecer el suministro de electricidad en el transcurso de este jueves. Hasta el presente lograron resolver centenares de casos, indica.

”Paulatinamente fuimos eliminando los árboles de los cables del tendido y los técnicos repararon lo necesario. No obstante en unas dos horas tuvimos que volver de nuevo, ya que el peso de la nieve derrumbó otro árbol en un lugar cercano. El problema fue también que aunque disponemos de tecnologías sofisticadas, de vehículos con plataforma elevadora, las altas capas de nieve pesada no nos permiten usarlos. Así que nuestros técnicos se ven obligados a ponerse las raquetas de nieve, coger una escalera larga y trabajar a la antigua usanza”.

En el noroeste y el norte de Bohemia, así como en el norte de Moravia continuó nevando toda la noche del miércoles y en la madrugada de este jueves. En algunos lugares se crearon capas de 30 centímetros de nieve nueva.

Foto: ČTK/Hájek Ondřej Foto: ČTK/Hájek Ondřej Cortes de electricidad a consecuencia de la caída de árboles en los tendidos eléctricos fueron registrados igualmente en Bohemia del Sur, y en las regiones de Hradec Králové, Vysočina, y en los Montes Metálicos (Krušné hory). En total más de 30 000 hogares checos estuvieron sin electricidad en la noche del miércoles, pero en muchos lugares se logró restablecer la distribución normal en un par de horas.

La intensidad de las nevadas debería ir disminuyendo en los próximos días, sobre todo en las zonas bajas, de acuerdo con las informaciones del meteorólogo Štefan Handžák.

”El viernes debería haber menos precipitaciones, no obstante, se prevé que en las montañas vuelva a nevar en horas de la noche. Por su parte, en las zonas bajas las temperaturas deberían subir levemente y el sábado deberían oscilar entre 0°C y 4°C. Las nevadas se prevén sólo en las cotas de más de 500 metros sobre el nivel del mar”.

Los técnicos del sector energético continúan en las reparaciones de los cables eléctricos dañados para restablecer el pleno suministro de electricidad a los hogares y empresas cuanto antes. Además, siguen en alerta, ya que el tiempo va cambiando bruscamente en los últimos días.