Milan Kundera cumple 90 años

El escritor Milan Kundera, autor de ‘La Broma’ o ‚La Insoportable Levedad del Ser‘, cumple este lunes 90 años de edad.

Milan Kundera, foto: ČT24Milan Kundera, foto: ČT24 Decenas de poemas, ensayos y obras de teatro, así como unas diez novelas y un libro de relatos es lo que ha escrito hasta el presente Milan Kundera, uno de los clásicos de la literatura mundial contemporánea. Curiosamente, este escritor checo que desde los años 70 vive en Francia y desde los años 90 escribe sus obras exclusivamente en francés, es mucho más conocido y apreciado en el extranjero que en su patria. No obstante, también en Chequia tiene muchos admiradores.

Con motivo del 90 cumpleaños del escritor, que se celebra este lunes, la Radiodifusión Checa incluye en su programación la lectura de su novela ‘La Inmortalidad’, la última que Milan Kundera escribió en checo, después de vivir diez años en el exilio en Francia. La novela que surgió a finales de los años 80 en Islandia y cuya trama se desenvuelve en París y en parte en Suiza, será retransmitida por partes todos los días, con 23 partes en total.

La Radiodifusión Checa rinde homenaje a Kundera

'La Insoportable Levedad del Ser', foto: Atlantis'La Insoportable Levedad del Ser', foto: Atlantis La Radiodifusión Checa preparó igualmente otra sorpresa con motivo del aniversario de Kundera y es la grabación de un audiolibro de su novela ‚La Insoportable Levedad del Ser‘, de 1984. Su realización estuvo a cargo del director Aleš Vrzák, quien confesó que trabajar con los textos de Kundera no es fácil.

”La gran variabilidad en el propio estilo de la escritura es muy complicada para captarlo todo y transmitirlo al escucha. Las partes de la novela en forma de ensayos que sirven para aliviar y a la vez entrar al fondo del texto representan un gran problema para cada actor. Porque no es fácil transmitir la frase de manera que se cumpla con la parte formal, pero a la vez darle lo máximo desde el punto de vista del contenido”.

La tarea de la lectura del audiolibro con la obra de Kundera le fue conferida al destacado actor checo Jiří Bartoška, director del Festival de Cine de Karlovy Vary. En entrevista para la Radio Checa, el actor confesó que no esperaba que este trabajo fuera tan exigente.

”Por ser un tanto vanidoso, me complació cuando me pidieron que me encargara de esa tarea y que el propio Milan Kundera quería que su libro lo leyera yo. Respondí de inmediato que sí, que me siento complacido. Conocía la novela ‚La Insoportable Levedad del Ser‘, leí el libro de nuevo y con arrogancia entré en el proyecto. Pero muy pronto me di cuenta de que no era fácil. Las frases de Kundera llevan un profundo contenido y a veces son largas, por lo que me costaba transmitir todo. En la mitad del trabajo le dije al equipo que no seguía más, que me faltaban fuerzas para acabarlo. Entonces me llegó un email de Kundera en el que me decía que mi lectura de su novela la consideraba excelente, que se nota que sé lo que estoy leyendo y que me lo agradecía mucho”.

El estilo literario de Kundera es de apariencia sencilla, pero complicado en realidad

Foto: AtlantisFoto: Atlantis El estilo de Milan Kundera puede parecer sencillo y claro, pero sus obras llevan siempre un profundo mensaje, siendo el contenido lo que en sus libros predomina sobre la forma. Sus obras fueron traducidas a numerosos idiomas y el escritor supervisa las traducciones en cuanto se lo permite el conocimiento del idioma. Especialmente cuidadoso y rígido es con las traducciones al checo de sus textos escritos en francés, según él mismo confirmó a la Radiodifusión Checa en el año 2008, cuando en uno de los teatros de Praga querían poner en escena una de sus obras de teatro.

”Es primordial para mí estar seguro de que la persona que pondrá mi obra teatral en escena no cambiará nada en su contenido. Es por ello que muchas de mis obras de teatro quedaban solamente en los recuerdos de aquellos que las han leído. Hasta que un día me llamó el director Ladislav Smoček y me dijo que le complacería poder llevar una de ellas al teatro y así fue”.

Con Kundera siempre hay que discutir, eso le gusta

Con motivo del 90 cumpleaños de Milan Kundera, su gran amigo, el escritor checo Milan Uhde, sostuvo que este día seguramente todo el mundo recordará al famoso novelista, pero que estaba convencido que él mismo, o sea, Kundera, no festejaría su aniversario, porque no le gustaban semejantes actos.

Otra amiga de largos años de Milan Kundera, la escritora Sylvie Richterová, que también vivió exiliada, pero en su caso fue en Italia, afirmó que lo que sí le gusta de verdad a Kundera es poder discutir con alguien y esto en cualquier ocasión, al tiempo que elogió el don literario del novelista.

“Justamente estoy leyendo aquí sobre la ignorancia. Milan Kundera la califica como una de las propiedades fundamentales del ser. Pero nadie sabe si eso es cierto. He discutido varias veces sobre ello con él. Yo creo que cada persona viene al mundo con alguna experiencia y con ella enlazan otras nuevas. Por otro lado, para mí Milan Kundera es un genio que vino a este mundo con un gran don literario, así como para la pintura y la música. Su aporte a la novela, en lo que respecta tanto a su forma como su contenido es indiscutible, y Kundera lo concibe como su misión”.

Las últimas cuatro novelas de Kundera esperan ser traducidas al checo

Milan Kundera nació en el año 1929 en la ciudad de Brno en la familia de un musicólogo. Hizo estudios en la Facultad de Filosofía de la Universidad Carolina, y más tarde en la Facultad de Cine de la Escuela Superior de Artes (FAMU), en Praga.

En sus comienzos literarios a sus 24 años de edad, escribía poesía y fue considerado uno de los escritores fieles al comunismo. No obstante, en los años 60 se opuso al régimen, al que criticaba y ridiculizaba también en sus obras como ‘La Broma’, o ‘El libro de los amores ridículos’. Entonces Kundera fue prohibido como literato y sus libros eran distribuidos exclusivamente de forma clandestina.

En 1975 Milan Kundera emigró a Francia, donde trabajó de profesor y también siguió escribiendo, primero en checo y a partir de los años 90 ya sólo en francés. En Chequia fue desprovisto de la ciudadanía, pero le fue otorgada la francesa. En Francia escribió también su novela ‚La Insoportable Levedad del Ser‘, de 1984, y su última novela en checo ‘La Inmortalidad’, de 1988.

Sus cuatro novelas que siguieron y fueron escritas en francés, ‘La Lentitud’, ‘La Identidad’, ‘La Ignorancia’ y la última hasta el momento ‘La Fiesta de la Insignificancia’ esperan todavía ser traducidas al checo. Los lectores checos esperan que Kundera, que a sus 90 años sigue siendo un autor perfeccionista, esté de acuerdo con ello y apruebe las traducciones.