Milagro médico en Chequia

28-08-2019

Médicos checos han conseguido que nazca en buen estado el bebé de una mujer que se encontraba en muerte cerebral desde hacía tres meses.

Foto ilustrativa: Dalibor Peřina / Fakultní nemocnice Olomouc Foto ilustrativa: Dalibor Peřina / Fakultní nemocnice Olomouc El Hospital Facultativo de la ciudad de Brno dio a conocer esta semana un hecho que algunos médicos han calificado como un milagro.

A mediados de agosto nació en el hospital una niña cuya madre se encontraba en muerte cerebral desde hacía casi tres meses, y a la que los doctores mantenían con vida artificialmente a la espera de que el bebé alcanzara un estado de desarrollo óptimo.

Cuando estaba embarazada de 16 semanas, la madre, de 27 años, sufrió un accidente cerebrovascular, producto de una patología conocida como malformación arteriovenosa.

A pesar de que el accidente le produjo la muerte cerebral, los médicos hicieron todo lo posible para que el bebé pudiera seguir con su desarrollo en unas condiciones adecuadas, como contó para la Televisión Checa Roman Kraus, director del Hospital Facultativo de Brno.

“En todo momento se monitorizaron las funciones vitales de la madre y estuvo conectada a la ventilación, así como se le administraron alimentos y medicinas. Además, cada día realizábamos una ecografía para ver el desarrollo del bebé y en la semana 34 vimos que si no nacía de forma natural su vida podría estar en peligro”.

Kraus añadió que en la semana 34 la niña nació en buen estado mediante cesárea y que su peso fue de 2.1 kilos. Aunque al principio tuvo que pasar unos días en el hospital bajo control médico, la niña se encuentra ya desde esta semana con su padre.

Este logro supone el máximo tiempo registrado que una mujer embarazada ha sido mantenida con vida artificialmente.

Además, médicamente se trata de una situación muy difícil, según explicó a la Radio Checa Ladislav Krofta, vicedirector del Instituto para el Cuidado de Madres y Niños del hospital de Podolí en Praga, y quien está especializado en el tema.

“Tenían que controlar sus funciones vitales, su tensión, los pulmones, la alimentación y asegurarse de que en la sangre había los nutrientes adecuados, además del nivel de las hormonas. Es decir, realmente se enfrentaban a una situación muy compleja”.

El portavoz del Hospital Facultativo de Brno, Pavel Žára, destacó que este suceso da categoría mundial al nivel médico de Brno.

Según fuentes de la Televisión Checa, existen pocos casos registrados en el mundo en los que se haya podido salvar a un niño prematuro de una madre en coma o en estado de muerte cerebral. En casos muy excepcionales, la madre llegó a sobrevivir a largo plazo y logró despertar del coma.

28-08-2019