Mejores condiciones de trabajo para los asistentes pedagógicos

09-10-2019

El Ministerio de Educación quiere mejorar las condiciones de trabajo y aumentar los salarios de los asistentes pedagógicos. Estos ayudan en las escuelas a los alumnos con discapacidad u otras necesidades especiales.

Foto: Filip Jandourek, ČRoFoto: Filip Jandourek, ČRo A partir de enero del próximo año entrará en vigor un nuevo reglamento del Ministerio de Educación que definirá de modo más concreto el lugar que les corresponde a los asistentes pedagógicos en el sistema de educación. Aunque cada año aumenta el número de estos asistentes, siguen siendo muy pocos en total y esto sobre todo por los bajos sueldos que cobran actualmente, que son unos 525 euros mensuales a tiempo completo.

Foto:  sobima / Pixabay CC0Foto: sobima / Pixabay CC0 Los educadores aprecian la ayuda de los asistentes pedagógicos, aunque reconocen que al principio no estaban convencidos del todo de la necesidad de su presencia en las clases, como indica František Prokop, director de una escuela de educación básica de Praga.

“Con el paso del tiempo llegué a concebir a los asistentes pedagógicos no sólo como parte importante, sino como parte indispensable del programa para el buen funcionamiento de las clases. Y estoy convencido de que llegará el momento en que los asistentes pedagógicos estarán en cada clase”.

Debido justamente a que el rol de los asistentes pedagógicos no está anclado firmemente en el programa educativo, su posición en las escuelas es insegura. Además de los bajos salarios que tienen por esta labor, muchos trabajan a media jornada, por lo que reciben menos todavía, sostiene Alexandra Petrů, de la organización Hombre en Emergencia.

Aneta Lednová, foto: MŠMTAneta Lednová, foto: MŠMT ”Los asistentes son asignados siempre a un niño concreto, por lo que se les contrata de forma temporal. Cuando ese niño se va de la escuela, termina también el trabajo del asistente. No hay continuidad en esa labor, lo que conduce no solo a la inseguridad de esos profesionales y a cómo son concebidos por parte de sus colegas del cuerpo pedagógico, sino también a cómo se conciben ellos mismos”.

La solución sería asignar a los asistentes pedagógicos a las escuelas y no a un niño concreto, para que tuvieran trabajo asegurado y formaran parte de la plantilla del colegio. Los primeros cambios en la situación de estos profesionales los contiene el nuevo reglamento del Ministerio de Educación que entrará en vigor en enero próximo, según indica la portavoz de esa cartera, Aneta Lednová.

”El objetivo del Ministerio de Educación es que sea aplicado el principio de compartimiento de los asistentes, en vez de la situación actual cuando al asistente le es asignado un niño concreto con necesidades educativas especiales. Así se convierte en asistente del niño y no del profesor”.

Más de 21 000 personas trabajan actualmente en Chequia como asistente pedagógico. Son 4000 más que en el año 2017. Sin embargo, el número de estos profesionales sigue siendo insuficiente y faltan en casi todas las escuelas del país.

09-10-2019