Medio ambiente, una prioridad más hacia incorporación de la República Checa a UE

09-01-2001

Implementar la legislación medioambiental de la Unión Europea será una de las tareas más difíciles de la República Checa antes de incorporarse a dicho ente. Esto se desprende de un estudio promovido por el Ministerio de Medio Ambiente checo, en el que se señala que una de las razones principales es el desarrollo a largo plazo en las aglomeraciones urbanas.

La legislación medioambiental vigente en la República Checa fue creada a principios de los noventa según el modelo de la Unión Europea, por lo que los especialistas aseguran que una parte importante de ella va de acuerdo con los estándares del resto de países comunitarios.

Sin embargo, uno de los grandes problemas que enfrenta la República Checa son también las grandes emisiones de gases, cuyos niveles superan notoriamente el estándar de los países de la Unión Europea. Según el ex ministro de Medio Ambiente checo, Bedrich Moldan, en este aspecto la República Checa ha destacado al lograr la regulación de los niveles de gas emitidos a la atmósfera, especialmente de fuentes pequeñas como las calderas domésticas.

Moldan asegura que la legislación medioambiental checa ha registrado en los últimos años un notable avance:

"La sociedad checa no se da cuenta de este avance. En los últimos años se ha conseguido, por ejemplo, mejorar la calidad del agua y del aire. Me atrevería a decir que la entrada en la Unión Europea no representará un cambio tan significativo, por el contrario, será la continuación del trabajo que se ha iniciado ya este país", indicó el ex ministro de Medio Ambiente checo Bedrich Moldan.

En el estudio dado a conocer este martes por la Comisión Europea, se destaca además que la República Checa, a diferencia de Eslovaquia, no presenta grandes diferencias con el resto de países candidatos en lo que se refiere al capítulo del Medio Ambiente.

09-01-2001