Medidas de seguridad por visita de Obama complicarán vida en Praga

02-04-2009

La visita del presidente estadounidense Barack Obama, que llega este sábado a Praga, supondrá ciertas limitaciones para la población capitalina, especialmente, a la hora de desplazarse por la ciudad.

Barack and Michelle Obama, photo: CTKBarack and Michelle Obama, photo: CTK La República Checa se prepara para el momento culminante de su presidencia de la Unión Europea: la cumbre UE-EE.UU. con la participación del presidente estadounidense, Barack Obama, este fin de semana en Praga.

La visita del hombre más poderoso del planeta estará vinculada con una serie de medidas de seguridad que afectarán la vida de los ciudadanos durante el sábado y el domingo.

La llegada de Barack Obama a Praga, el sábado por la tarde, supondrá el cierre durante varios minutos del Aeropuerto de Praga y, posteriormente, el corte del tráfico en la avenida Evropská, que une el aeropuerto con el centro de la ciudad. El vicepresidente de la Policía Nacional, Ivan Bílek, explica los detalles.

“Durante el traslado del presidente Obama desde el aeropuerto hacia el centro, la avenida Evropská permanecerá completamente cerrada al tráfico. Al mismo tiempo, rogamos a los residentes de esta zona que eviten cualquier actuación imprevista como, por ejemplo, la apertura de las ventanas que dan a la calle, para prevenir posibles complicaciones”, destaca Bílek.

El domingo por la mañana, la Policía centrará su atención en el barrio de Hradčany, donde Obama hablará en público. Los asistentes de la actividad serán sometidos a un minucioso proceso de control, afirma Ivan Bílek.

“Hay que destacar que se tratará de un espacio protegido. Por eso quedará estrictamente prohibido llevar armas, explosivos, pancartas, animales, aerosoles, paraguas, o sea, todo objeto potencialmente peligroso”, señala Bílek.

El domingo por la tarde, habrá limitaciones en la cercanía del Palacio de Congresos, en el barrio de Pankrác, donde tendrá lugar la cumbre UE-EE.UU.. Se prevé que se interrumpirá temporalmente el transporte en la línea roja del metro capitalino y quedará prohibido el paso en las calles más cercanas a la zona.

La Policía asegura que los ciudadanos de Praga estarán bien informados sobre todas las medidas, ya sea mediante la página web: www.praha.eu, la entrega de información en forma de folletos a los transeúntes, o la línea de teléfono gratuita 800 100 991.

02-04-2009