Médicos checos trabajarán gratis para retirar implantes defectuosos

18-01-2012

El hospital Na Bulovce introducirá sábados laborables para reemplazar a sus pacientes los implantes de mama defectuosos de la firma francesa PIP. Las mujeres con cáncer de mama operadas en dicho hospital entre los años 2006 y 2010 podrán pedir la intervención médica en cuanto las aseguradoras aprueben el proyecto.

Unas 2.000 mujeres han sido operadas en Chequia con el implante de mama defectuoso de la firma francesa PIP por razones de salud o estética. Aproximadamente 200 de ellas se sometieron a la operación en el hospital Na Bulovce por sufrir cáncer de mama.

El director del hospital, Petr Zajíc, señaló que los médicos realizarán turnos extra para reemplazar la prótesis que podría causarles serias complicaciones de salud a estas pacientes.

“Hemos acordado con los médicos, enfermeras y el personal auxiliar del hospital que intentaremos solucionar este problema cuanto antes introduciendo los sábados laborables”, dijo.

El hospital Na BulovceEl hospital Na Bulovce Mientras el personal auxiliar cobrará remuneración financiera por los turnos extra, los médicos se comprometieron a trabajar gratis.

Según el jefe de la clínica de cirugía estética, Jan Měšťák, gracias a esta medida, en cada turno extra será posible operar a aproximadamente cinco pacientes.

“Es una operación muy fácil. El espacio en el pecho ya está creado, así que se trata de sacar el implante y reemplazarlo por otro. Un cirujano hábil tardará unos veinte minutos en realizar la operación. De no introducir los sábados laborales, las pacientes tendrían que esperar para la operación tres o cuatro años. Gracias a esta medida, tardaremos como máximo diez meses en llevar a cabo todas las operaciones”.

El implante de silicona francés era el único que las aseguradoras checas ofrecían gratis. Al ponerse en evidencia que la prótesis puede causar problemas de salud a las pacientes, los hospitales checos dejaron de aplicarlo.

Según el ministro de Salud, Leoš Heger, las aseguradoras ahora deberían pagar un nuevo implante a las mujeres que se sometieron a la operación por enfermedad, mientras que a las que se dejaron operar por razones estéticas cubrirán sólo la extracción de la prótesis defectuosa. Se espera que las aseguradoras den su visto bueno al proyecto que de esa forma podría ponerse en marcha dentro de tres semanas.

Se calcula que en el mundo decenas de miles de mujeres, sobre todo de Europa y América Latina, corren peligro de salud, ya que tienen prótesis de mama defectuosa de la empresa francesa PIP.

18-01-2012