Medicamentos con menor IVA pero quizás no más baratos

22-12-2014

Con el nuevo año se pondrá en vigor el IVA reducido del 10% para medicamentos. La medida no tiene por qué reflejarse sin embargo en precios menores para los pacientes, advierten los farmacéuticos, ya que dependerá de las empresas distribuidoras.

Foto ilustrativa: Tomáš AdamecFoto ilustrativa: Tomáš Adamec El IVA reducido del 10% para libros, productos para bebés y medicamentos, que entrará en vigor el 1 de enero, es una de las medidas sociales estrella del gobierno checo. Sin embargo la reducción de impuestos para las medicinas puede no tener el efecto deseado y no reflejarse en precios más baratos en los puestos de venta.

De hecho las empresas distribuidoras pueden perfectamente aprovechar la reducción del IVA del 21 al 10% para aumentar sus beneficios, y no para ofrecer productos más económicos, advierte el doctor Max Michal Petrov, portavoz del Colegio de Farmacéuticos.

“En el caso de que nuestros proveedores no cambien los precios, lógicamente la reducción del IVA no se va a reflejar en los precios finales de las farmacias”.

Foto ilustrativa: FreeImagesFoto ilustrativa: FreeImages Otra situación desfavorable para el consumidor se puede dar con los medicamentos cuyo precio queda cubierto parcialmente por el seguro médico. En estos casos, al determinar la aseguradora qué cantidad ha de pagar el paciente, la bajada del IVA le beneficiaría solamente a ella, señala Michal Hojný, vicepresidente del Colegio de Farmacéuticos.

“Ahorrarán sobre todo las aseguradoras médicas, porque la bajada del IVA significará para ellas menores gastos, gastarán menos en los medicamentos”.

Por ello puede darse el caso paradójico de que, aunque el IVA sea menor, si una aseguradora reduce el año que viene la subvención para una determinada medicina, el asegurado tenga que pagar más por ella.

Foto ilustrativa: FreeDigitalPhotosFoto ilustrativa: FreeDigitalPhotos El gobierno se plantea esta semana si ampliar el IVA reducido para los alimentos destinados a los alérgicos al gluten, y para 2016 se baraja la posibilidad de aplicar el IVA del 10% a todos los alimentos en general. La decisión final dependerá por un lado de lo bien que resulten las medidas contra la evasión del pago del IVA, que deberían aumentar la recaudación y compensar la rebaja fiscal, pero también del efecto que esta tiene realmente en el precio final al consumidor.

De esta manera, si ahora los productos de IVA reducido no acusan una bajada de precio, es poco probable que la lista se extienda a otros artículos.

22-12-2014