Me suicidaría sin poder pintar

07-10-2004

Paisajes, barcos y cuerpos femeninos desnudos, estos son los temas de los cuadros que eligió para su primera exposición en la República Checa el pintor español Luis Manuel Moreno Barros. Su pintura está influida marcadamente por el expresionismo y por el estudio de los artistas del Renacimiento.

Luis Manuel Moreno Barros descubrió el expresionismo, que marcó su obra para siempre, durante la visita en Amsterdam del Museo Vincent van Gogh.

"Fue durante un viaje que hice por Europa. Salí del museo como si me hubiera tomado una sustancia alucinógena. Me tuve que sentar en un banco porque no me sostenía de pie. Se me iba la cabeza de la plenitud del sentimiento que me quedó viendo sus cuadros. Y fueron unos cuadros pequeños, pero con mucho sentimiento. La disposición de los colores y la transmisión de sus sentimientos me fascinó. En su época fue muy despreciado. Pero ahora todo el mundo lo reconoce. Aunque sus cuadros parecían mal hechos, con figuras distorsionadas. Si a la visión lineal no correspondían, al sentimiento se acercaban más".

El pintor español caracterizó sus cuadros como "un expresionismo que va hacia la abstracción". Su clasificación resulta un tanto complicada, sostuvo.

"En los sitios donde se expone el arte contemporáneo, dicen que se trata del arte clásico. En los sitios donde se expone el arte tradicional, dicen que es moderno. No encaja en ningún lugar. Yo creo que es un expresionismo bastante mitológico. En mis cuadros hago frecuente referencia a la mitología".

El artista se inspira en la vida cotidiana. La naturaleza y, sobre todo, las mujeres son los motivos que más se repiten en las obras de Luis Manuel Moreno Barros.

"Soy paisajista, aunque de pintura moderna, y la mujer es el paisaje más precioso que Dios nos ha dado. Mi otro tema preferido son los barcos, porque he trabajado en el puerto de Asturias, donde nací. Se me quedó grabado en la memoria la forma de los barcos. Todavía me queda reflejar en mis cuadros los paisajes que recuerdo de la época de la infancia. Siempre busco esa luz de exterior y de interior también. Siento que me queda todavía mucho para llegar. Pero cada año, cada serie que hago me voy acercando más a ello".

Luis Manuel Moreno Barros vive y trabaja en Asturias. Pero viaja con frecuencia por toda Europa para contemplar y estudiar el arte clásico y contemporáneo.

Foto: Autora

07-10-2004