Maslák establece nueva marca europea en 500 metros

26-02-2014

El corredor Pavel Maslák estableció una nueva marca en 500 metros lisos en la reunión de atletismo disputada este martes en el Arena O2 de Praga. En el salto de altura brilló el ruso Iván Újov al igualar el récord europeo de 2,42 metros, mientras que la croata Blanka Vlašić ganó la competición femenina al superar dos metros.

Pavel Maslák, foto: ČTKPavel Maslák, foto: ČTK Pavel Maslák demostró que está en muy buenas condiciones y que puede pensar en la máxima meta en el Campeonato Mundial en Pista Cubierta que tendrá lugar la próxima semana en Sopoty, Polonia.

Con un tiempo de 1:00,36 minutos, el checo batió el récord europeo, a pesar de no sentirse del todo bien, según dijo.

“El tiempo me convenció de que sigo en buena forma. A pesar de estar un poco resfriado, corrí rápido, así que no hay que tener miedo de cara al Mundial. Solo espero que mi estado de salud no empeore”, dijo.

Pavel Maslák, foto: ČTKPavel Maslák, foto: ČTK El campeón europeo en 400 metros cruzó la meta solo 19 centésimas por debajo de la marca mundial. Una vez cruzada la meta, el competidor de 23 años aseguró que estaba lejos de pensar en batirla.

“No, no pensé en la marca mundial, porque sé que se trata de un tiempo fenomenal. Ni siquiera esperaba que yo aquí correría tan rápido, así que estoy completamente satisfecho”, señaló.

Entre los demás corredores checos brilló Jakub Holuša que terminó en quinto lugar en la pista de 3 km al establecer su marca personal de 7:53,21 minutos.

Pavel Maslák, foto: ČTKPavel Maslák, foto: ČTK Los 5.500 espectadores que acudieron al Arena O2 de Praga pudieron ver muy buenos rendimientos también en el sector de salto de altura. El ruso Iván Újov igualó la marca europea de 2,42 metros, lo que habían logrado el sueco Patrik Sjöberg en 1987 al aire libre y el alemán Carlo Thränhardt un año más tarde en pista cubierta.

Mientras que Blanka Vlašić ganó el salto de altura femenino con dos metros. Tras superar el listón en el tercer intento la croata lloró de alegría, ya que ese resultado la devuelve a la élite mundial tras una rebelde lesión en la pierna que había dejado a la bicampeona mundial fuera de juego durante los últimos dos años.

“Pero aún no me siento del todo cómoda. No he saltado el suficiente número de intentos en los entrenamientos y la técnica tampoco es idónea”, indicó la competidora de 30 años.

26-02-2014