Más policías en las calles en Adviento y Navidad

Una mayor seguridad para los habitantes de la República Checa en los días previos y durante la Navidad. Esto es lo que prometió garantizar la Policía Nacional.

Foto: Tomáš Adamec, ČRoFoto: Tomáš Adamec, ČRo En las calles de las ciudades y pueblos de la República Checa habrá en las próximas semanas durante el Adviento y las fiestas de Navidad centenares de policías. Esta información ha sido presentada por el primer vicepresidente de la Policía Nacional, Martin Vondrášek. Se trata de una medida preventiva ya que, según aseguró el jefe policial, no hay indicios actualmente sobre la posibilidad de un ataque terrorista u otro peligro de semejante envergadura.

El reforzamiento de las medidas de seguridad será introducido a partir de este sábado, y permanecerá vigente hasta el 9 de enero del año venidero. Los policías centrarán su atención en los lugares de mayor concentración de personas, como los mercadillos navideños, el metro, las estaciones de tren y el aeropuerto, recalcó Martin Vondrášek.

Foto: Jekaterina StaševskaFoto: Jekaterina Staševska ”Los ciudadanos se encontrarán en las calles con un mayor número de policías con armas de fuego largas. En este operativo participan tanto los miembros de las fuerzas de seguridad pública como la Policía de Tránsito, de Extranjería, y los investigadores del equipo de la Policía criminal. Además de velar por el orden, los policías impedirán que en determinados lugares con entrada prohibida entren vehículos como camionetas”.

Para prevenir al máximo esta posibilidad, la Policía decidió conservar en determinados lugares de las grandes ciudades unas barreras de hormigón. En Praga, por ejemplo, estas se encuentran en la céntrica Plaza de la Ciudad Vieja (Staroměstské náměstí) y son instaladas asimismo en la Plaza Venceslao (Václavské náměstí) y en la Plaza de la República (náměstí Republiky).

Semejantes medidas de seguridad estuvieron en vigor a estas alturas del año también durante los últimos años. Todo esto debido a que desde marzo de 2016 rige en la República Checa el primer grado de amenaza de terrorismo.

El primer vicepresidente de la Policía Nacional, Martin Vondrášek, también advirtió del peligro de una mayor actividad de los carteristas en este periodo del año.

”Las personas deberían tener cuidado con sus carteras y bolsos. Puedo decir que personalmente, cuando entro al metro, nunca llevo mi mochila con el ordenador en la espalda, porque no quiero quedarme sin los datos que tengo en el notebook. Así también, cuando uno hace compras por Internet debería verificar las opiniones de los consumidores sobre esa tienda y nunca pagar por adelantado. Tenemos igualmente varios proyectos de protección de las personas mayores”.

La intensificación de las medidas de seguridad en vísperas de la Navidad abarcará igualmente las fronteras checas. Los policías realizarán controles al azar en algunos pasos fronterizos y en los aeropuertos podrían controlar a los viajeros de los vuelos dentro del espacio Schengen.