Más de 2.500 mineros protestan en Ostrava contra el recorte de sus salarios

18-09-2013

Más de 2.500 mineros protestaron este martes en Ostrava contra los recortes planeados por la compañía OKD. La empresa carbonera planea recortar los salarios de sus empleados, y cerrar la menos rentable de sus minas, lo que dejaría en la calle a unas 3.000 personas.

Foto: archivo de OKDFoto: archivo de OKD Así sonaba el enfado de 2.500 mineros que se concentraron este martes en Ostrava para protestar por los planes de recortes en personal de la compañía carbonera de OKD. Los manifestantes gritaron consignas en contra de Zdeněk Bakala, propietario de la empresa, y acabaron irrumpiendo a la fuerza en el interior del edificio, causando daños en el mobiliario, y provocando la intervención de la Policía.

La sede de la OKD estaba prácticamente vacía, ya que como parte de su programa de recortes se había trasladado poco antes a unas nuevas oficinas en la vecina Karviná. Pero los presentes tuvieron la oportunidad de arrinconar y hacer huir al portavoz de la empresa, Marek Šíbert, que había salido a su encuentro.

Los manifestantes en Ostrava, foto: ČTKLos manifestantes en Ostrava, foto: ČTK Los daños causados serán pagados por los sindicatos, pero más allá de la anécdota, el estallido de rabia evidencia la complicada situación de los trabajadores de la OKD, que sufrirán los malos resultados económicos de la empresa. Según el plan de recortes, los mineros perderían el 20% de sus pagas extras y beneficios y verían en general mermados sus salarios, en algunos casos hasta en un tercio. Al mismo tiempo se cerraría la mina de Paskov, donde trabajan actualmente unas 3.000 personas, y se despediría casi a la mitad de los empleados de las empresas filiales proveedoras, que pasarían de 4.200 a 2.500.

Del pulso entre la dirección de la OKD y los sindicatos dependerá el próximo convenio colectivo de la compañía, el índice de desempleo de Moravia-Silesia y, en cierta medida, la viabilidad de la extracción de carbón en el país. No es de extrañar que el Gobierno haya tomado cartas en el asunto y esté preparando un plan de rescate que podría contar, por ejemplo, con una reducción del precio de la electricidad para las grandes empresas de la zona, la compra de la mina de Paskov o el aplazamiento del pago por daños ecológicos a la OKD.

Marek Síbrt, foto: ČTMarek Síbrt, foto: ČT De momento, el Ejecutivo ha enviado un intermediario, como explica el portavoz de OKD, Marek Šíbert.

“Soy optimista y sigo creyendo que la dirección de la compañía y los sindicatos se van a entender y llegar a un compromiso aceptable. Porque este es imprescindible para que podamos ofrecerles seguridad, la seguridad de un empleo. Actualmente ha entrado en escena un intermediario. Es una persona enviada por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, y que ha aceptado la tarea. De momento tenemos que mandarle toda la documentación relacionada para que la estudie y pueda empezar el proceso de mediación. Empezará a correr entonces un plazo de 15 días para negociar con ayuda del intermediario”.

En caso de que no se llegue a ninguna solución que convenza a los sindicatos, estos no descartan ir a la huelga, como afirma el representante de los sindicatos de la mina de Paskov, Rostislav Palička.

Foto: archivo de OKDFoto: archivo de OKD “Respecto a la huelga, podría hacerse después de la intervención del intermediario y de sus propuestas, y en caso de que no nos pongamos de acuerdo con la compañía. La huelga se realizaría solo si hay voluntad por parte de los trabajadores. Si dicen que no a la oferta de la compañía nos encontraríamos en una situación de huelga”. Dirección y sindicatos difieren en cuanto a la responsabilidad delestado actual de las cuentas de la OKD. Según la empresa, los precios actuales del carbón, debido a la fuerte competencia de Estados Unidos, son bajos y esto ha hundido la rentabilidad. La mina de Paskov, por ser la más profunda de las que posee la compañía, produce carbón a un coste por tonelada superior al precio de mercado.

Para los sindicatos sin embargo la dirección de OKD desaprovechó la bonanza de precios de 2011 y los beneficios fueron malgastados en maquinaria excesivamente cara y poco eficiente.

La OKD emplea a unas 13.000 personas, que poseen un sueldo bruto en promedio de casi 1.500 euros. Los mineros en concreto tienen un salario bruto cercano a 1.400 euros.

18-09-2013