Más de 200 policías reforzarán la seguridad en los aeropuertos checos

15-05-2017

Los aeropuertos checos serán aún más seguros. El Gobierno aprobó una normativa para reforzar, a partir de este año, la presencia de policías con entrenamiento especial en la protección de terminales aéreas.

Foto: ČT24Foto: ČT24 El aeropuerto internacional Václav Havel contará con un total de 200 policías más que se sumarán a los equipos de seguridad que trabajan en la mayor terminal aérea del país.

Con un total de 12 millones de viajeros al año, el aeropuerto de Praga requiere mayores medidas de seguridad semejantes a las vigentes en otros países miembros de la Unión Europea.

El Ministerio del Interior presentó un plan para reducir las situaciones en las que los pasajeros o instalaciones de los aeropuertos puedan ser blanco de ataques terroristas.

Pavel Bělobrádek, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRoPavel Bělobrádek, foto: Filip Jandourek, Archivo de ČRo Al referirse al apoyo expresado por el Gobierno a la solicitud ministerial, el vice primer ministro, Pavel Bělobrádek, elogió el nivel general de seguridad que rige en el país.

“La República Checa se sitúa entre los países más seguros del mundo. Debemos continuar nuestras actividades en este sentido, no podemos bajar la guardia. La seguridad es una de las prioridades del Gobierno, y por lo tanto respaldamos a la Policía y demás miembros del sistema de protección”.

Los otros aeropuertos internacionales de Chequia, situados en las ciudades de Pardubice, Brno, Karlovy Vary y Ostrava, también verán reforzadas las medidas de seguridad.

Foto: Archivo de Český aeroholdingFoto: Archivo de Český aeroholding Decenas de policías se encargarán de controlar los alrededores de las salas de llegada y partida, así como los sitios para el estacionamiento de vehículos.

Pero eso no es todo. Además del cambio que representa una mayor presencia de policías, los pasajeros tendrán que sujetarse a nuevas medidas respecto a su equipaje.

A partir de mayo rige en Chequia una directriz que atañe a todos los pasajeros que utilicen los aeropuertos del país. Es obligatorio que las maletas de viaje estén equipadas con candados de seguridad conocidos bajo las siglas de TSA, explicó Marika Janoušková, portavoz del aeropuerto Václav Havel.

Foto: Rob-Wei via Foter.com / CC BY-NC-SAFoto: Rob-Wei via Foter.com / CC BY-NC-SA “Con el fin de incrementar la seguridad de los pasajeros en los aviones, nuestro aeropuerto ha introducido nuevos controles para detectar trazas de explosivos también en los equipajes de bodega”.

En caso de que un maleta esté cerrada con llave o tiene un candado común y corriente, las autoridades pueden romper los mecanismos o la maleta si es necesario para inspeccionar el contenido, prosiguió la portavoz.

“Recomendamos a los viajeros que faciliten los controles, que utilicen candados TSA (Transportation Security Administration). Gracias a su tecnología los empleados de seguridad podrán abrirlos sin dañar las maletas“.

Foto: Ondřej Tomšů, Archivo de ČRo - Radio PragaFoto: Ondřej Tomšů, Archivo de ČRo - Radio Praga En caso de maletas dañadas debido a un control de seguridad, los viajeros encontrarán dentro de la misma un protocolo con una descripción de lo ocurrido e instrucciones a seguir. A simple notará que la maleta fue alterada.

Dicha medida empezó a aplicarse en Canadá y EE.UU., pero cada vez más los países europeos han decido aplicarla en sus aeropuertos.

15-05-2017