Manual facilita la comunicación entre médicos y extranjeros

14-02-2011

El Ayuntamiento de Pilsen acaba de publicar un manual de salud traducido a diez idiomas. El texto ayuda a los médicos a comunicarse con los pacientes extranjeros sin necesidad de un traductor.

En el marco del proyecto de integración de los extranjeros en la sociedad checa, el Ayuntamiento de Pilsen inició hace un año un proyecto piloto encaminado a facilitar a los médicos comunicarse con los pacientes extranjeros que viven en la región pero que no saben checo. Se ha creado así un compendio con las expresiones más corrientes acompañadas frecuentemente de dibujos, que reflejan el estado de salud de las personas y que describen los síntomas de muchas enfermedades. La iniciativa ha tenido una repercusión positiva, según confirma Věra Houdková, enfermera jefe de la sección de obstetricia del hospital de Pilsen.

“El manual nos ayuda enormemente, porque nos permite una comunicación directa con los pacientes, sin necesitar la presencia de un traductor. Cada mes recibimos en el centro a unas 30 extranjeras, especialmente de Rusia, Moldavia y Vietnam y el manual facilita el trabajo a los médicos, así como a las enfermeras. Las extranjeras también aprecian que pueden comunicarse mejor con el doctor durante el parto”.

A raíz de los buenos resultados que ha dado el proyecto, el manual será aplicado a partir de este año en todos los hospitales y consultorios médicos de la región de Pilsen. El proyecto, que hasta la actualidad ha costado algo más de 15.000 euros, es financiado por el Ministerio del Interior. Según sostuvo Tomáš Haišman, director de la Sección de Migración y Asilo del Ministerio del Interior, en un futuro próximo está previsto aplicar este manual para extranjeros también en otras regiones de Chequia.

Queremos que el manual sea aprovechado en todo el país porque, además de facilitar la vida a los médicos en la comunicación con los extranjeros, permite eludir la ayuda de un mediador. Sabemos que entre los extranjeros hay un grupo de mediadores que cobran una cantidad de dinero a las personas que piden ayuda en diversos trámites. También los traductores suelen ser caros. El manual podría ser un nuevo instrumento en la lucha contra los mediadores deshonestos”.

El manual destinado a la comunicación de los doctores con los extranjeros existe actualmente en diez idiomas, entre ellos el inglés, alemán, ruso, francés y vietnamita. En el futuro podría ser traducido también a otros idiomas si la situación lo requiriera, aseguró Tomáš Haišman.

14-02-2011