Manual comunitario ayudará a descubrir matrimonios fingidos también en Chequia

23-01-2015

El nuevo manual de la Unión Europea que persigue ayudar a distinguir los matrimonios fingidos de las intenciones matrimoniales verdaderas, será utilizado pronto también en la República Checa. El documento forma parte de los pasos que adoptan los países comunitarios para combatir la inmigración ilegal y para protegerse del crimen organizado y del terrorismo internacional.

Foto ilustrativa: archivo de Radio PragaFoto ilustrativa: archivo de Radio Praga En proceso de traducción al checo se encuentra en la República Checa el nuevo manual de la Unión Europea que quiere ayudar a los Registros Civiles de sus estados miembros a descubrir eventuales intentos de algunas parejas mixtas de contraer matrimonio ficticio. Estos matrimonios se organizan para que uno de los cónyuges, que es extranjero, pueda quedarse en la Unión Europea. La otra parte de la pareja obtiene a cambio una suma de dinero.

Representantes políticos checos han aplaudido la existencia del manual y el Ministerio del Interior quiere distribuirlo entre los Registros Civiles de todo el país. A la Cámara Baja presentó este documento recomendatorio la diputada del partido TOP 09, Helena Langšádlová, quien en entrevista a la Radiodifusión Checa sostuvo que será responsabilidad de los funcionarios de los Registros aprovecharlo en su trabajo.

“Estará en competencia de los funcionarios del Registro cómo aplicarán las recomendaciones del manual, porque los matrimonios fingidos son una de las formas de inmigración ilegal más extendida en la Unión Europea. Debemos insistir en que sean respetadas las normas vigentes, y ayudar a eliminar esa forma del crimen organizado”.

Helena Langšádlová, foto: TOP09Helena Langšádlová, foto: TOP09 Según datos extraoficiales, los extranjeros que más contraen matrimonios ficticios en la República Checa son los vietnamitas y los nigerianos.

El manual resume los indicios más frecuentes que deberían llamar la atención de los funcionarios del Registro, como por ejemplo, el que un miembro de la pareja mantiene relaciones amorosas también en otros países, que los novios tienen grandes deudas, o que no dominan ni un solo idioma común, según recalcó la diputada Langšádlová.

”Uno de los indicios es que uno de la pareja había pedido residencia permanente o de larga duración en otro o más países de la Unión Europea y le fue rechazada. Muy importante para los funcionarios del Registro Civil es verificar si las parejas, en las que uno de los novios es ciudadano de un país fuera de la Unión Europea, dominan algún idioma común. Sospechas debería provocar también un pronto divorcio del matrimonio”.

Como indicó Langšádlová, el Registro Civil puede interesarse por la vida de la pareja durante algún tiempo todavía después de que ésta haya contraído matrimonio. En caso de surgir alguna duda o de descubrir los funcionarios alguna irregularidad seria en la forma de vida del matrimonio respecto a las normas vigentes, pueden recomendar su anulación, así como la de la residencia permanente o de larga duración.

Algunos políticos se muestran escépticos respecto a las recomendaciones comunitarias para descubrir los enlaces ficticios. Advierten que el manual puede llegar a manos de bandas criminales, que se guiarían por él para evitar errores en su negocio ilegal de mediación de ‘matrimonios de conveniencia’.

23-01-2015