Maestros checos preparan una huelga por tiempo indefinido

27-06-2003

En la República Checa finalizó este viernes el año académico. Los alumnos deberían volver a los pupitres el primero de septiembre, aunque, a lo mejor, encontrarán cerradas las puertas de los centros escolares.

foto: CTKfoto: CTK Las vacaciones escolares de verano son de dos meses en la República Checa. Este año, no obstante, podrían prolongarse por tiempo indefinido. Los maestros de la enseñanza básica y secundaria amenazaron con declararse en huelga a partir del primero de septiembre, en caso de que el Gobierno no acceda a la demanda sobre el aumento de sueldos a los pedagogos.

"Insistimos en que el Gobierno cumpla sus promesas, y en esta relación queremos recordar que hace un año el Gabinete sostuvo que una de sus tareas primordiales consistía en mejorar la situación en la enseñanza", señaló el presidente de los sindicatos de los trabajadores de ese sector, Frantisek Dobsík.

foto: CTKfoto: CTK Como señalara el vice ministro de Educación, Jaroslav Mülner, por el momento el Ministerio no prepara ninguna medida especial, confiando en que se hallará alguna solución.

"Depende también de la forma que tendría la eventual huelga de los maestros, si sería de un día o se prolongaría por tiempo indefinido. Por el momento no preparamos medidas concretas algunas. En caso de una huelga, informaríamos a tiempo a la opinión pública".

Los catedráticos exigen el aumento de sus salarios al 130 por ciento de los sueldos medios en el país. Sin embargo, el Ministerio de Finanzas sigue rechazando esa demanda.

Para los próximos meses de verano en la República Checa se prevén nuevas negociaciones entre el Gobierno y los sindicatos de los trabajadores de la enseñanza. En caso de no ser hallada una solución al problema, el inicio del nuevo año escolar en el país podría ser aplazado por tiempo indefinido.

27-06-2003