Madonna se dejará crucificar también en Praga

02-06-2006

Madonna incluyó a Praga en su gira mundial "Confessions". El espectáculo de dos horas de duración, tendrá lugar en la capital checa el 6 de septiembre.

Algunos medios de comunicación informaron en marzo que Madonna incluyó a Praga en su lista de conciertos. Pero después surgieron especulaciones sobre que la cantante había rechazado ofrecer un concierto en la capital checa por la extensa piratería que existe en el mercado musical checo. Este jueves, pues, la agencia organizadora Interconcerts confirmó oficialmente que la estadounidense accedió a presentarse ante el público checo.

La múltiple poseedora de premios Grammy, de cuarenta y siete años de edad, está realizando en la actualidad una gira por EE.UU. promocionando su último disco "Confessions On A Dance Floor" (Confesiones en una pista de baile), en el que vuelve a dedicarse a la música disco de los años ochenta. Posteriormente se trasladará a Europa y Japón.

Las actuaciones de Madonna siguen siendo muy provocativas, en cuanto a su nuevo espectáculo, la Iglesia anglicana reaccionó con indignación al hecho de que durante los conciertos la cantante se pone una corona de espinas y se deja crucificar en una cruz de seis metros de altura adornada con espejos.

La cantante, actriz, productora y autora de libros para niños, procedente de Michigan, que debutó en el escenario musical en 1982, ha vendido hasta la fecha más de 200 millones de discos. Los expertos en música calculan que la gira actual se convertirá en el proyecto mejor remunerado entre intérpretes femeninas en toda historia, ya que ganará más de 190 millones de dólares.

El precio de las entradas del concierto de Praga oscilará entre los 100 y 170 euros. Una persona no podrá comprar más de cinco billetes, para evitar así la reventa.

02-06-2006