Madonna deslumbró en Praga

14-08-2009

Madonna, la reina del pop, no defraudó en Praga. Cantó ante 40 mil espectadores la noche del jueves, en el marco de su gira europea, y dejó satisfechos tanto al público, que la idolatra allá donde vaya, como a los críticos.

Madonna, foto: ČTKMadonna, foto: ČTK Madonna puede gustar o no gustar, pero sigue siendo Madonna. Es decir, la artista viva más famosa del mundo, tras la muerte de Michael Jackson. Por eso, su actuación, en cualquier punto del globo, siempre es un acontecimiento que traspasa las barreras del mero espectáculo.

Praga no fue la excepción. La ciudad se inmovilizó para recibirla. Cuarenta mil espectadores repletaron el recinto de Chodov, donde se presentó en el marco de su Sticky and Sweet Tour, y otros muchos miles, sin entradas, se reunieron a escucharla en los alrededores del lugar.

Entrevistado por la Televisión Checa, el crítico musical Vladimír Vlasák, destacó la originalidad del show de Madonna.

“Es un tipo de actuación que no se da mucho en la escena musical checa. Es una combinación de danza, concierto de música, representación en vivo, partituras para DJ´s, luces, pantallas gigantes y otras cosas. Esto se entremezcla y forma un todo muy coherente y agresivo”, destacó Vlasák.

Los espectadores, foto: ČTKLos espectadores, foto: ČTK Esa es la gracia de Madonna. Que aunque ya no tiene que demostrar nada, se sigue esforzando para impresionar a sus fans. En eso también influye la mística de la artista, que antes de cada actuación se reúne con sus bailarines y músicos y realiza una particular plegaria, muy difundida en Youtube, y que probablemente repitió antes de salir al escenario en Praga.

“Sólo quiero que salgamos allá afuera y que transportemos al público y a la audiencia a otro lugar, en donde puedan ser mejores personas de lo que ya son. Le agradezco a cada uno de ustedes que sean parte de esta experiencia conmigo, me siento tan emocionada, tan honrada… Salgamos y disfrutemos del mejor momento de nuestras vidas. Tengan cuidado y ojalá que podamos brillar como la luz más pura. Amén”.

La actual gira Sticky and Sweet Tour lleva a Madonna y su troupe por 24 ciudades de 20 países europeos. Después de Praga, es el turno de Varsovia. Ya estuvo en Madrid, Barcelona, Londres y París, entre otras metrópolis, en todas con el mismo éxito.

14-08-2009