Luces y sombras de la campaña sobre la adhesión a la UE

12-06-2003

Spots televisivos que pintan prometedoras perspectivas de la República Checa en la Unión Europea, vallas publicitarias, y un sinnúmero de debates públicos, esto y más fue la campaña informativa con motivo del referéndum sobre la adhesión.

El sociólogo Stanislav Hampl opina que la campaña cumplió su objetivo.

"Los conocimientos de los ciudadanos checos sobre la Unión Europea aumentaron del inicial cuarenta por ciento a más del cincuenta por ciento. Por otro lado, la gente se queja de que tiene solamente informaciones generalizadas y carece de las más decisivas y fundamentales".

El embajador de la Unión Europea en la República Checa, Ramiro Cibrián, destacó que no le corresponde evaluar la campaña informativa, pero añadió:

Vladimir Spidla y Ramiro Cibrián, 'Carrera para la UE', foto: CTKVladimir Spidla y Ramiro Cibrián, 'Carrera para la UE', foto: CTK "Yo tengo claramente la impresión de que en las últimas semanas el interés y el grado de información que veo en los ciudadanos checos ha aumentado. Me he encontrado con una ciudadanía que está mejor informada que hace preguntas más especializadas, más centradas sobre los detalles. Ya no son las preguntas generales de si van a aumentar los precios o si vamos a perder la soberanía o la vamos a mantener. Son preguntas mucho más centradas, mucho más objetivas y concretas".

El politólogo Miroslav Mares critica los spots televisivos en los que los supuestos ciudadanos comunitarios de diferentes profesiones elogiaban las ventajas que el ingreso significó para su país. Más tarde salió a la luz de que no se trataba de auténticos ciudadanos sino que de actores pagados.

"Pero admito que a mucha gente le basta con decirle que todos serán ricos y estarán bien en la Unión Europea, lo que les convencerá para decir "sí" en el referéndum. La cuestión es si esto no dañará la imagen de la Unión Europea tras la adhesión cuando la gente conozca que no todo lo que se decía en los spots televisivos, es verdad", subraya el politólogo Miroslav Mares.

12-06-2003