Los trabajadores checos podrían disfrutar por ley de cinco "sick days" al año

13-10-2016

Se discute en la Cámara de Diputados la cantidad de días remunerados que debería corresponder a los trabajadores en caso de enfermedad. La ministra de Trabajo, Michaela Marksová, es partidaria de imponer cinco días, mientras que algunos partidos prefieren que cada empresa otorgue el número de "sick days" según su criterio.

Foto ilustrativa: Khalil BaalbakiFoto ilustrativa: Khalil Baalbaki Poder tomarse un día libre en el trabajo por encontrarse indispuesto sin tener que echar mano de la baja por enfermedad no es algo que en la República Checa esté garantizado por ley. Precisamente estos días se debate en los círculos políticos si los llamados "sick days" han de especificarse en la legislación y en su caso, a qué cantidad de días remunerados tienen derecho los empleados en caso de enfermarse.

La pretensión inicial del Ministerio de Trabajo es que las empresas tengan que ofrecer obligatoriamente a sus empleados hasta cinco días de reposo totalmente retribuidos y de libre designación.

No todos los partidos políticos están a favor del carácter de obligatoriedad de la medida. La ministra de Trabajo Michaela Marksová explica su postura.

Michaela Marksová-Tominová, la ministra de Trabajo, foto: Filip Jandourek, ČRoMichaela Marksová-Tominová, la ministra de Trabajo, foto: Filip Jandourek, ČRo "No me gusta hacer las cosas con las que solo está de acuerdo una de las partes. Sin embargo, por otro lado, yo soy Ministra por la socialdemocracia y, por ende, estoy sobre todo del lado de los trabajadores."

Algunos partidos políticos sostienen que se debe dejar a criterio de cada empresa. El ministro de Finanzas, Andrej Babiš, se muestra en contra de la medida.

"No queremos que el Estado les dictamine a las empresas lo que deben hacer."

Una visión parecida sostiene el partido ODS (Partido Cívico Democrático) y la Asociación de Industria y Transporte, agrega el presidente de esta asociación, Jaroslav Hanák.

"Yo soy partidario de que se trata de un programa social, de beneficios, y que es un asunto que queda a voluntad de las empresas."

Andrej Babiš, el ministro de FinanzasAndrej Babiš, el ministro de Finanzas Según un sondeo de la Cámara de Comercio ni un 25% de las empresas paga la totalidad del tiempo de reposo de salud. La mayoría paga hasta tres días e incluso menos. Además, solo un 23% de las empresas está de acuerdo con el planteamiento de los cinco días de permiso retribuido.

Pese al desacuerdo de las empresas, la ministra de Trabajo desearía que su propuesta se aplicase a todos los empleados y no como hasta ahora solo a los funcionarios públicos, quienes se rigen por la Ley de Servicio Civil y sí tienen derecho a cinco "sick days".

En caso de que la propuesta sea aprobada por la Cámara de Diputados se estima que podría entrar en vigor a partir de mediados del próximo año. El texto podría ser presentado en votación en un plazo de dos meses.

13-10-2016