Los sospechosos de envenenar a Skripal estuvieron en la República Checa

El servidor de noticias iRozhlas, que pertenece a la Radiodifusión Checa, ha publicado en exclusiva nueva información sobre el caso del doble agente secreto Serguéi Skripal, que fue envenenado junto a su hija en el Reino Unido presuntamente por espías rusos.

Alexander Petrov (a la izquierda) y Ruslan Boshirov, los espías rusos, foto: ČTK/APAlexander Petrov (a la izquierda) y Ruslan Boshirov, los espías rusos, foto: ČTK/AP El periodista de investigación de la Radiodifusión Checa Janek Kroupa informó de que los presuntos espías rusos sospechosos del envenenamiento de Serguéi Skripal estuvieron también siguiendo al doble agente en la República Checa. Kroupa señala que los espías rusos llevaban mucho tiempo siguiendo a Skripal antes de llevar a cabo el intento de asesinato. En este seguimiento, sus pasos les llevaron hasta la República Checa, donde al parecer, Skripal se reunió con fuentes de confianza que tenía en el país para proporcionarles información sobre el espionaje ruso.

Como informa Kroupa, se tiene constancia de que uno de los sospechosos estuvo en Ostrava y en Praga en 2014.

“Uno de los hombres es Alexander Mishkin, del que el portal de investigación Bellingcat ha dicho que es médico en el Servicio de Inteligencia Ruso. Por aquel entonces se le conocía como Alexander Petrov. Con ese nombre viajó a Chequia a mediados de octubre de 2014. Concretamente, del 13 al 16 de ese mes estuvo alojado en un hotel de Ostrava, y después fue a Praga“.

Serguéi Skripal, foto: public domainSerguéi Skripal, foto: public domain Además, se sabe que un poco antes, el segundo de los presuntos espías que envenenaron a Skripal también estuvo en Praga.

“El segundo sospechoso entró bajo el nombre de Ruslan Boshirov, y según los medios británicos su nombre real es Anatoliy Chepiga y tiene el puesto de coronel dentro del Servicio de Inteligencia Ruso. El 11 de octubre de 2014 estuvo en Praga, como más tarde descubrió el Servicio de Inteligencia Checo“.

Sin embargo, Ladislav Šticha, portavoz del Servicio de Inteligencia Checo, no quiso hacer declaraciones al respecto.

“En esencia, el Servicio de Inteligencia no puede dar información de este tipo“.

Los sospechosos entraron a la República Checa en 2014 con las mismas identidades falsas con las que este mismo año entraron a Salisbury, en Reino Unido, para intentar asesinar a Skripal, que en ese momento recibía la visita de su hija desde Moscú.

La Embajada Rusa en Chequia ha rechazado hacer comentarios respecto a la visita de dichos ciudadanos rusos en el año 2014.

Desde que se produjo el intento de asesinato en marzo de este año, las autoridades rusas han negado en todo momento tener relación con este asunto, y los presuntos espías afirmaron que se encontraban en Salisbury de vacaciones.