Los soldados checos concluyen la misión de seguridad de la base de Bagram

26-11-2019

Las tropas checas terminarán sus labores de protección en la base Bagram de Afganistán. Los militares cumplirán tareas de capacitación de las fuerzas especiales afganas.

La base de Bagram, foto: ČTK / Michal KrumphanzlLa base de Bagram, foto: ČTK / Michal Krumphanzl

Lubomír Metnar en Bagram, foto: ČTK / Michal KrumphanzlLubomír Metnar en Bagram, foto: ČTK / Michal Krumphanzl Después de seis años de servicio, los soldados checos terminarán sus actividades de protección de la base militar de Bagram en Afganistán. A partir de marzo del próximo año, los soldados checos desempeñarán otro tipo de tareas, según dijo la portavoz del Ministerio de Defensa, Jana Zechmeisterová, a la Radio Checa.

“Las tareas de los soldados se revisan con regularidad en función de cada misión y se ajustan a las necesidades del momento. Ahora la capacitación es lo más importante de la misión Apoyo Decidido (Resolute Support)”.

La República Checa tiene 250 soldados en Afganistán. El componente más grande de esta fuerza con unos 170 miembros es la 13 Compañía de Vigilancia responsable de la protección de la base militar de Bagram y del aeródromo en el noroeste del país. Se trata de una de las bases militares más importantes de la misión Apoyo Decidido de la OTAN.

Las tropas checas en Bagram, foto: ČTK / Michal KrumphanzlLas tropas checas en Bagram, foto: ČTK / Michal Krumphanzl Las tareas de la Compañía checa están programadas para finalizar en marzo y, según el ministro de Defensa, Lubomír Metnar, quien visitó a las tropas la semana pasada, es probable que sea la última vez que los checos protejan la base aérea, al menos en el futuro previsible.

Las fuerzas armadas checas se dedicarán ahora al apoyo y monitoreo de las fuerzas especiales afganas, algo que el ministro de Defensa describió como una tarea de gran importancia para la misión internacional. Además del cambio de labores, el ejército checo decidió enviar un equipo especial de cirujanos militares.

La defensa del aeródromo ha sido tarea del contingente checo durante más de seis años y, según informes anteriores, nueve soldados checos perdieron la vida en el cumplimiento de sus obligaciones.

El ministro de Defensa describió la situación en Afganistán como complicada, pero espera que sean renovadas las conversaciones de paz.

Las tropas checas en Bagram, foto: ČTK / Michal KrumphanzlLas tropas checas en Bagram, foto: ČTK / Michal Krumphanzl
26-11-2019