Los reyes magos trajeron regalos a los niños checos

06-01-2003

Montados en sus camellos, Melchor, Gaspar y Baltazar, recorrieron el domingo las calles de Praga. Los Reyes Magos revivieron así junto a varios centenares de niños la antigua tradición de los autos sobre el nacimiento de Jesucristo. Esa actividad, conocida como la "Cabalgata de los Reyes", se realiza todos los años en vísperas de la celebración de esa fiesta religiosa.

Los reyes magos trajeron regalos a los niños checos, Foto: CTKLos reyes magos trajeron regalos a los niños checos, Foto: CTK Como es tradicional y por octavo año consecutivo, los tres Reyes Magos iniciaron su cabalgata frente al Palacio Arzobispal, ubicado en las inmediaciones del Castillo de Praga. Posteriormente se dirigieron por la calle de Loreto a la plaza del mismo nombre y frente a un Belén personificado se arrodillaron para adorar al Niño Jesús. Ahí, al compás de los tradicionales villancicos checos entonados por un coro infantil, Melchor, Gaspar y Baltazar entregaron sus regalos a todos los niños presentes.

La "Cabalgata de los Reyes" es una iniciativa de la congregación religiosa IDENTE y la embajada de España. Su principal organizador, el padre Alberto Giralda, opina que esa celebración atrae cada vez más interesados. "Yo diría que además de los Reyes y la Sagrada Familia, los grandes protagonistas son las miles de personas que asisten a esta actividad". Según el religioso, la "Cabalgata de los Reyes" representa un momento de unión y fraternidad entre las familias checas.

Los reyes magos trajeron regalos a los niños checos, Foto: CTKLos reyes magos trajeron regalos a los niños checos, Foto: CTK En el pasado solían recorrer las aldeas checas niños disfrazados de Reyes Magos y en los portales de las casas escribían las letras M+G+B, es decir, Melchor Gaspar y Baltazar. Junto a ellas se ponía la fecha. También algunas familias preparaban una tarta y en ella la madre escondía un pequeño rey mago. Al terminar de comerla, quien había encontrado la figura se convertía simbólicamente en un rey y el resto de la familia le colocaba una corona de papel. Algunas de esas tradiciones perduran hasta nuestros días.

06-01-2003