Los revisores del metro pueden retener a las personas que viajen sin billete

10-11-2010

El Tribunal Superior Administrativo falló a favor de un revisor que en un intento por detener a un pasajero sin billete utilizó la fuerza. De acuerdo con el Tribunal, los revisores pueden retener a un pasajero sin billete hasta que llegue la Policía.

Conocidos por su arrogancia y violencia verbal, los revisores del metro de Praga sonríen de oreja a oreja. El Tribunal Superior Administrativo confirmó que pueden utilizar la fuerza de ‘manera moderada’ para retener a un pasajero sin billete que intente huir.

La mayoría de las personas que utilizan el metro de la capital checa han sido testigos en algún momento del rudo comportamiento de los revisores contra los pasajeros sin billete, y a partir de ahora se podrán apreciar también escenas de uso de la fuerza, según confirmó el portavoz del Tribunal Superior Administrativo, František Emmert.

“Los revisores disfrutan de competencias suficientes para retener a una persona sin billete. En caso de que el pasajero se oponga pueden utilizar la fuerza para detenerle hasta que llegue la Policía”, explicó el portavoz.

Todo empezó en la ciudad de Pilsen. Un revisor controló a los pasajeros de una ruta regular de trolebuses y un joven viajaba sin billete. Después de una agria discusión, el revisor y el polizón se enfrascaron en un forcejeo que terminó en un intercambio de golpes.

El caso llegó a los Tribunales que multaron al revisor por agredir al pasajero. No obstante, el veredicto fue recurrido y el Tribunal Superior Administrativo dio vuelta a la sentencia absolviendo al revisor y confirmando sus competencias.¨

La empresa de Transporte Urbano (DP) saludó la decisión del Tribunal porque define de manera legible las competencias de los revisores. Martin Dvořák, funcionario de la empresa, recordó que anualmente los revisores multan a unas 95.000 personas que viajan sin billete.

Por su parte, los revisores señalan que se ha registrado un significativo aumento de los casos de violencia contra ellos. Hace un año fueron agredidos en 56 ocasiones, pero este año ya son 80, y lo más grave fue cuando un pasajero amenazó con su revolver a un revisor.

En declaraciones al diario Mladá Fronta Dnes, la abogada Dagmar Raupachová recomienda a la empresa de Trasporte que explique a los revisores que no son una banda de matones que puede asestar palizas a los pasajeros o amarrarlos a un poste hasta que llegue la Policía.

10-11-2010