Los planes del Ministerio de Finanzas amenazan a las ONG

12-08-2019

Nubes negras se ciernen sobre el futuro de las Organizaciones No Gubernamentales. Resulta que el Ministerio de Finanzas baraja cambios en la entrega de dinero del Fondo Social Europeo.

Foto ilustrativa: Gerd Altmann, Pixabay / CC0Foto ilustrativa: Gerd Altmann, Pixabay / CC0 El primer ministro Andrej Babiš declaró en su momento que no estaba de acuerdo con la manera en que se financian las Organizaciones No Gubernamental en Chequia.

Sin ser concreto, el jefe del Gobierno dio a entender que una serie de proyectos le parecían innecesarios y que consumían muchos millones de las arcas del Estado.

Andrej Babiš y Alena Schillerová, foto: ČTK / Šulová KateřinaAndrej Babiš y Alena Schillerová, foto: ČTK / Šulová Kateřina Parece que la ministra de Finanzas, Alena Schillerová, encontró la receta que estaba esperando Babiš. Informaciones del portal iRozhlas sostienen que las Organizaciones No Gubernamentales, siguiendo el patrón de la ministra, deberían financiar sus proyectos con recursos propios que después les reembolsaría la Unión Europea del Fondo Social.

La portavoz ministerial, Anna Fuksová, dijo a la Radio Checa que la medida busca reducir los desembolsos del presupuesto nacional.

“El objetivo de nuestra cartera es establecer determinadas condiciones para financiar los proyectos de tal manera que estos no ejerzan presión alguna sobre el presupuesto nacional. Esto a su vez impide el uso de los fondos por parte de destinatarios donde existen ciertos riesgos”.

La medida, en caso de aplicarse, representaría un golpe mortal para el sector no gubernamental, tal y como indicara Daniel Hůle, de la Fundación Hombre en Emergencia, una de las más grandes del país.

Daniel Hůle, foto: Šárka Ševčíková, ČRoDaniel Hůle, foto: Šárka Ševčíková, ČRo “De acuerdo con lo sugerido, cada uno de los beneficiarios debería estar en condiciones de financiar su proyecto al menos un año. En la práctica esto significa el desembolso de miles de euros. Estoy seguro de que el 99% de las Organizaciones No Gubernamentales no podrán hacerlo, porque no tienen tanto dinero”.

Las nuevas medidas golpearían a las organizaciones que suplen al Estado en diferentes sectores como, por ejemplo, los programas de ayuda a los ancianos, las agrupaciones de caridad y a todas las organizaciones de la sociedad civil.

El servidor iRozhlas puso el ejemplo de Cáritas de la ciudad de Brno que entre varios programas tiene uno centrado en el cuidado de ancianos. La Unión Europea les concedió unos 39 000 euros para la primera fase de un programa de cuatro años. Lo que quiere decir que tendría que poner de sus recursos cerca de 116 000 euros. Algo inimaginable según fuentes de la organización.

El plan de la ministra de Finanzas Schillerová ha topado con una serie de críticas tanto de la oposición como de los socialdemócratas, socios de la coalición de gobierno. Todos coinciden en la importancia del trabajo de una serie de organizaciones que cubren tareas que el Gobierno y el Estado no pueden hacer. La medida de la ministra acabaría con sus servicios a la sociedad.

El Fondo Social Europeo es uno de los fondos de la Política de Cohesión y el principal instrumento con el que Europa apoya la creación de empleo, invierte en capital humano: trabajadores, jóvenes, estudiantes, todas aquellas personas que buscan empleo. Bruselas tiene el compromiso de generar un crecimiento inteligente, sostenible e inclusivo en toda la Unión Europea, y para ello fomenta el Fondo Social.

12-08-2019