Los pequeños agricultores quieren más apoyo del Gobierno

01-07-2019

La Asociación de Agricultura Privada considera que el Gobierno debería prestarles más ayuda a ellos en lugar de a los grandes grupos empresariales agrícolas.

Foto ilustrativa: Klára StejskalováFoto ilustrativa: Klára Stejskalová Según la Asociación de Agricultura Privada, los pequeños negocios agrícolas, como por ejemplo las granjas familiares, no reciben mucho apoyo del Gobierno en comparación con los grandes conglomerados empresariales.

Miroslav Toman, foto: Filip Jandourek, ČRoMiroslav Toman, foto: Filip Jandourek, ČRo Es por ello que dicha asociación ha dirigido una carta abierta al ministro de Agricultura, Miroslav Toman, donde señala que los gobernantes checos no están respetando las normas de la llamada Política Agrícola Común de la Unión Europea, que debería entrar en vigor en 2021 y que, según los pequeños agricultores, se enfoca más en las pequeñas empresas agrícolas.

Como expresó para la Radiodifusión Checa el presidente de la Asociación de Agricultura Privada, Jaroslav Šebek, aplicar dichas políticas europeas sería muy positivo.

“Hay numerosas medidas interesantes que podrían contribuir a mejorar el medio ambiente y la situación en el campo”.

Por su parte, el Gobierno checo asegura que ya están en marcha numerosos pasos encaminados a la aplicación de esas normas, tal y como explicó el portavoz del Ministerio de Agricultura, Vojtěch Bílý.

Foto: Irena Šarounová, ČRoFoto: Irena Šarounová, ČRo “El Ministerio está llevando a cabo esas nuevas políticas comunes agrícolas, que están enfocadas no solo a la estructura productiva, sino también a la posición competitiva de la República Checa dentro del mercado europeo y el mercado mundial”.

A lo que añadió que también están apoyando a los pequeños negocios, y que para los próximos años están planeando proyectos para mejorar el estado del agua y de la tierra en el campo.

Asimismo, la Asociación de Agricultura Privada, que representa a unos 7500 agricultores, mencionó en la carta la reciente auditoría de la Comisión Europea y el posible conflicto de intereses del primer ministro, Andrej Babiš, por un supuesto uso indebido de los Fondos Europeos.

Los pequeños agricultores temen que estos hechos dañen el nombre de la República Checa y pongan en peligro futuras subvenciones a la agricultura checa.

01-07-2019