Los patinetes eléctricos copan Praga y los viandantes se quejan

17-10-2018

Superado el peligro de los segway, los transeúntes de la capital checa se enfrentan a una nueva amenaza. Los patinetes eléctricos han copado las aceras de la ciudad y representan un serio riesgo para los viandantes.

No hacen ruido, no contaminan, son de color blanco con líneas verdes, aparecieron de la noche a la mañana sin mayor promoción, y se han convertido en un éxito comercial en Praga. Nos referimos a los patinetes eléctricos.

Foto: LimeFoto: Lime Amados por unos y odiados por otros, los patinetes eléctricos han invadido la ciudad. Representan una manera económica y ecológica de transporte por las calles capitalinas, sobre todo para la juventud.

Los problemas con los patinetes eléctricos empezaron a partir del comportamiento temerario de sus conductores, que violan las normas de la circulación vial.

El portavoz de la Policía Metropolitana, Jan Čihák, explicó a la Radiodifusión Checa, que las normas de la circulación vial valen también para los conductores de patinetes eléctricos.

“Las personas que montan un patinete son consideradas ciclistas, y por esa razón no deben circular por las aceras. En caso de que la Policía registre este tipo de infracción, circulación en contravía u otras, puede poner multas de unos 80 euros”.

Foto: LimeFoto: Lime La responsable de la aparición de los patinetes eléctricos en Praga y en otras capitales y ciudades europeas es la empresa Lime. Los clientes apuntan que el producto tiene una serie de ventajas que superan a las bicicletas.Gracias al motor eléctrico se desplazan más rápido, y el esfuerzo físico es mínimo, al tiempo que son plegables a la hora de combinar un recorrido con el transporte público.

Las dificultades surgen cuando los conductores toman las aceras en lugar de circular por las calles. El portavoz del Ayuntamiento de Praga, Vít Hofman, dijo que habían pedido explicaciones a los representantes de la empresa en Chequia.

“Informamos a la empresa Lime que no está respetando algunos puntos del memorando firmado por ambas partes (ciudad-empresa). Representantes de la compañía indicaron que en las próximas semanas nos contactarán para informar sobre el cumplimiento de todo lo estipulado en el memorando”.

El jefe en funciones de Lime en Chequia, Ondřej Široký, dijo que tendrán que explicar a sus clientes la manera correcta de utilizar los patinetes eléctricos, así como los lugares destinados para la circulación.

Con anterioridad, el Ayuntamiento de Praga optó por prohibir la circulación de segway en el casco histórico, porque representaban un peligro para los transeúntes. Todo parece indicar que el futuro de los patinetes dependerá de sus conductores.

17-10-2018