Los pasos a nivel checos son de los más peligrosos de Europa

06-12-2012

La República Checa acusa un alarmante número de víctimas mortales en pasos a nivel. La preocupante estadística es causada tanto por la indisciplina de conductores y peatones, como por el mal estado de los cruces entre las vías férreas y las carreteras del país.

Martin Drápal, foto: Inspección FerroviariaMartin Drápal, foto: Inspección Ferroviaria Según datos estadísticos, unas 220 personas fallecieron en 2011 en las vías férreas checas, 33 de ellas en los pasos a nivel. La mayoría de ellos perdió la vida por no hacer caso a las reglas de seguridad al cruzar una vía férrea. El portavoz de la Inspección Ferroviaria, Martin Drápal, subrayó que la indisciplina de peatones y conductores es una de las causas más frecuentes de las tragedias.

“Por supuesto, algunos casos mortales son causados por fallos técnicos de los pasos a nivel, pero las cifras estadísticas ponen en evidencia que mucha gente muere por su propia culpa al no respetar las reglas de tráfico”.

Por otro lado, los responsables de la red ferroviaria nacional admiten que muchos de los pasos a nivel están en mal estado y representan un peligro por estar incorrectamente señalizados. Chequia tiene una de las redes de ferrocarriles más densas de Europa. En el país hay unos 8.000 pasos a nivel, lo que supone uno por cada kilómetro de las vías férreas nacionales.

Una inspección realizada en 2011 puso en evidencia que de los 3.600 pasos a nivel controlados, casi la mitad no estaba debidamente señalizada o acusaba otros problemas, como la mala visibilidad tanto para conductores como maquinistas. Pavel Halla, portavoz de la Administración de Ferrocarriles checos, alerta que hay que realizar una profunda revisión de las normas para adaptarlas a los requisitos de seguridad actuales.

Foto: Archivo de ČRo 7 - Radio PragaFoto: Archivo de ČRo 7 - Radio Praga “Si debiéramos realmente cumplir las normas en la red ferroviaria en todo el país, tendríamos que parar la circulación en la mayoría de las vías o reducir la velocidad máxima de los trenes de manera que los pasajeros llegarían a su destino con mucha demora”.

En vista de la preocupante situación, la Administración de Ferrocarriles decidió reducir notablemente el número de los pasos a nivel del país. Este año deberían desaparecer del mapa unos 200 cruces poco usados o demasiado peligrosos entre vías férreas y carreteras.

06-12-2012