Los partos anónimos sientan raíces en la RCh

25-08-2003

Los partos anónimos y la necesidad de simplificar el sistema de las adopciones son temas ampliamente debatidos últimamente en la República Checa tanto en el seno parlamentario como por especialistas y la opinión pública.

foto: CTKfoto: CTK Los especialistas indican que en los últimos años creció en la República Checa el número de casos en los que una madre, mayormente de muy baja edad, dio a luz en secreto y luego abandonó a su bebé recién nacido o, en el peor de los casos, lo mató, por miedo a la reacción de su familia.

Una gran parte de los niños abandonados, permanecen durante largo tiempo en orfanatos, debido al complicado sistema de adopciones en la República Checa. Los sociólogos claman por la simplificación de las normas relativas a las adopciones, destacando la importancia para el futuro desarrollo de los niños abandonados de que tengan la posibilidad de ser adoptados lo más pronto posible y crecer en una nueva familia rodeados de amor y comprensión.

Junto con la simplificación del sistema de adopciones, los peritos insisten en la plena legalización de los partos en anonimato. Hasta el momento esa posibilidad la ofrecen en la República Checa sólo unos cuantos establecimientos, en vista de la inexistencia de normas que estipularían este tipo de servicios.

foto: CTKfoto: CTK Uno de los establecimientos que desde hace siete años ofrece a las mujeres en apuros la posibilidad de dar a luz en secreto es el orfanato de la ciudad de As, Bohemia Occidental. Su director, el pediatra, Miroslav Rákos, afirma que ninguna de las mujeres que recurrieron al parto anónimo era prostituta. En su mayoría se trató de mujeres muy jóvenes o en muy mala situación económica que quedaron embarazadas y abandonadas por su pareja y estaban desesperadas con su situación. En el orfanato encontraron asilo los meses antes del parto, así como la atención médica y de otros especialistas.

Semejantes establecimientos ofrecen a las mujeres en apuros tranquilidad y el tiempo necesario para decidirse si se quedan posteriormente con su hijo o si prefieren que sea adoptado. "Esto es sumamente importante también para el recién nacido de cuyo destino se está decidiendo", señaló Miroslav Rákos, uno de los especialistas que se empeña activamente porque el Parlamento checo se ocupe del tema de los partos anónimos y enmiende las normas sobre las adopciones. La simplificación del sistema ayudaría en primer lugar a los pequeños, porque se acortaría el tiempo de los trámites para que un niño abandonado pueda ser adoptado por otra pareja.

25-08-2003